El presidente interino de Venezuela designado por la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, apeló este jueves a la ayuda del papa Francisco y de la diplomacia internacional para alcanzar un gobierno de transición que conduzcan “a elecciones verdaderamente libres”.

“Hago un llamamiento a todos aquellos que pueden ayudarnos, como el Santo Padre, y todas las diplomacias, a que puedan colaborar para el fin de la usurpación, para un gobierno de transición y que lleve a elecciones verdaderamente libres” dijo Guaidó en una entrevista con el canal de televisión italiano Sky24.

El mandatario “encargado”, que fue reconocido por decenas de países, acusó al presidente Nicolás Maduro de ser responsable del “asesinato a sangre fría” de opositores en las calles con el fin de “intimidar” y señaló que estaría encantado de recibir al papa en Venezuela, “un país muy católico”.

La posibilidad de involucrar al Vaticano en un proceso de diálogo fue inicialmente impulsada por el líder chavista, quien a principios de esta semana pidió la mediación del Papa en una carta en la que le pedía su involucramiento en la resolución de la crisis.

“He enviado una carta al papa Francisco, espero que esté llegando o que ya esté en Roma, en el Vaticano, diciendo que yo estoy al servicio de la causa de Cristo. Y con este espíritu le he pedido ayuda en un proceso de facilitación y de reforzamiento del diálogo”, dijo Maduro, también en declaraciones a Sky24.

Al respecto, Francisco señaló que estaría dispuesto a una mediación siempre que ambas partes lo pidieran, en declaraciones a los periodistas en el vuelo que lo trajo de regreso de una visita a Abu Dhabi.

“Veremos qué se puede hacer. Pero, para que se haga una mediación, se necesita la voluntad de ambas partes. Las condiciones iniciales son claras: que las partes lo pidan, siempre estamos disponibles”, afirmó el Papa.

Este jueves, el portavoz del Vaticano insistió en que el pontífice “se reserva la posibilidad de verificar la voluntad” del gobierno de Venezuela y de la oposición para determinar si existen las condiciones para una posible mediación.

“El Santo Padre se ha siempre reservado y por tanto se reserva la posibilidad de verificar la voluntad de ambas partes determinando si existen las condiciones para seguir este camino”, informó hoy el director interino de la oficina de prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, en un comunicado.