Parece divertido — arrojar agua hirviendo al aire y ver cómo se congela instantáneamente en un clima superfrío — pero mejor no lo hagas.

El desafío del agua hirviendo que se ha vuelto viral en las últimas semanas cuando que el vórtice polar se apoderó de gran parte de Estados Unidos puede ser un experimento científico interesante, pero los hospitales dicen que también está enviando personas a la sala de emergencias.

Ocho personas que participaron en el desafío fueron atendidas en el centro de quemados del Centro Médico de la Universidad de Loyola en Chicago desde que ocurrió la gran helada la semana pasada, dijo la vocera Chris Vicik.

También sufrieron lesiones en “pies, brazos, manos, cara y diversos grados de quemaduras”, dijo.

Una persona buscó tratamiento en el Centro de Tratamiento de Quemaduras de la Universidad de Iowa en Iowa City, dijo el portavoz Tom Moore, y el hospital Hennepin Healthcare en Minneapolis dijo que un “par” de personas fueron tratadas allí en las últimas semanas.

No solo son las personas que arrojan el agua las que resultan heridas. Vicik dijo que algunas de las víctimas de quemaduras en Chicago han sido las personas que estaban observando al momento del truco.

También es lo que están encontrando en Hennepin Healthcare, dijo Angie Whitley, supervisora de atención clínica en el centro de quemados del hospital.

“Algunos de ellos son padres o adultos (que) salen con sus hijos para hacerlo, y los niños se emocionan y se interponen en el camino, y los padres terminan arrojando el agua a los niños”, dijo Whitley.

“O la gente arroja el agua justo cuando llega una ráfaga de viento, y (el agua) es atrapada por el viento y este la devuelve, así que vemos algunas lesiones por escaldaduras en el rostro”, agregó.

Una falla en el vórtice polar, que normalmente hace circular fuertes vientos alrededor del polo norte, envió esa onda helada hacia el sur en las últimas semanas. Casi tres cuartos de la población de los Estados Unidos experimentó temperaturas de congelación o por debajo de esta; en Chicago las temperaturas cayeron a menos 30 grados centígrados.

Tener cualquier parte de la piel descubierta en un clima tan frío ya es un problema, pues presenta un riesgo de congelación.

“Cuando hay 20 bajo cero (menos 28 grados Celsius), es una mala idea tener la piel descubierta”, dijo el Dr. Jeff Schaider, director de medicina de emergencia en el departamento de salud del condado de Cook en Chicago.

Aún peor es echar agua en esa piel desnuda, dijo, porque acelerará la congelación de la piel y aumentará el riesgo de una lesión por frío en la piel.

“La gama va desde quemarse con un líquido caliente a estar expuesto al aire frío”, dijo. “Si a tu mano le cae agua, se congela bastante rápido. De hecho, ese es un riesgo mayor”.

El tratamiento depende de qué tan grave sea la quemadura, dijo. Mientras que las más comunes son las quemaduras de primer y segundo grado en la mano, dijo Schaider, lo que resulta en dolor y ampollas, los peores casos podrían involucrar injertos de piel.

Conclusión: si quieres quedar impresionado por la ciencia y el espectáculo del desafío del agua hirviendo, mira un video. Pero no lo intentes tú mismo.

“Es muy tentador intentarlo”, dijo Schaider. “Parece que es genial, pero probablemente sea una mala idea”.