La nena desnutrida que murió este jueves tras ser torturada en Paraná sufrió “una falla generalizada de sus órganos”, explicó el fiscal de la causa Juan Francisco Malvasio, según puso averiguar el Nueve.

El dato se desprende de la autopsia realizada esta mañana al cuerpo de la víctima de dos años, que presentaba golpes severos y signos de tortura, como quemaduras en su piel, realizadas con cigarrillos.

Por este motivo, el padre fue acusado por la Fiscalía por “homicidio agravado por el vínculo” y pidieron que cumpla 60 días de prisión preventiva en la Unidad Penal N° 1 de la capital entrerriana, según supo AHORA.