Usuarios de las redes sociales reaccionaron a imágenes que el propio presidente de Brasil compartió estando hospitalizado. El motivo fue la posición de la sonda nasal, visiblemente colocada por fuera de la nariz. 

El mandatario había ingresado a un nosocomio privado para realizarse una colostomía pero contrajo neumonía durante su internación y su estadía en el nosocomio se prolongó más de lo esperado.

Al publicar las imágenes de su recuperación, los memes no se hicieron esperar y lideró la tendencia en twitter durante varias horas.

Las críticas se sumaron a otras por anteriores informaciones falsas difundidas por el entorno presidencial en relación al atentado que habría dado, luego, lugar a la colostomía y que fueron investigadas y desmentidas por las agencias verificadoras Lupa y Aos Fatos.