La joven de 27 años había concurrido al hospital José María Cullen el sábado a la madrugada diciendo que había tenido un parto en una casaquinta de esa localidad y llevaba al recién nacido en una caja.
Quedó detenida y a disposición de la justicia la joven de 27 años que concurrió en las primeras horas de este sábado a la guardia del hospital Cullen con un recién nacido sin vida en una caja aduciendo que había fallecido luego de un parto casero en una casaquinta de Desvío Arijón.

El episodio se registró el viernes 8 de febrero a las 4:30. La paciente, que arribó procedente de Desvío Arijón, dijo al personal del efector de salud que había tenido un parto domiciliario y que todo se había complicado cuando la criatura cayó y se golpeó en el momento en que nació. Los médicos constataron que el recién nacido ya se encontraba sin signos vitales y no podía ser reanimado. La parturienta quedó internada en el servicio de Ginecología y Obstetricia, donde permaneció hasta este lunes.

La mujer fue arrestada y puesta a disposición del fiscal de Coronda, Marcelo Nessier.