Al menos 30 personas de la región pagaron 4 mil pesos en un local de Rosario que ahora está abandonado. También se eliminó el perfil de Facebook y el celular de contacto de la supuesta empresa. Ofrecían viaje, estadía y entradas al show cordobés.

 

Un grupo de personas de la región denunció por estafas a una falsa agencia que les vendió un paquete para ir al Cosquín Rock pero que desapareció justo antes de la fecha indicada. Cada comprador perdió alrededor de 4 mil pesos.

Según informó en Radio 2 el periodista Agustín Lago, son unas 30 personas damnificadas, en su mayoría de San Lorenzo pero también de otras localidades del cordón industrial e incluso algunas de Rosario.

La supuesta empresa se presentaba en Facebook como “Rosario Rock Viajes” pero desde la verdadera firma “Rosario Rock”, conocido local céntrico de indumentaria de música y también de tickets, salieron a aclarar que nada tienen que ver con la movida del viaje.

En la red social se ofrecía el traslado hasta la ciudad cordobesa, estadía y las entradas al show –desarrollado el fin de semana pasado– por un valor de 4 mil pesos. Se informaba un lugar físico para el cobro, en calle Jujuy al 1700, del macrocentro de Rosario.

Hasta allí, cada cliente llegó con el dinero en efectivo. Pero la falsa agencia se esfumó un día antes del viaje: desapareció la página de Facebook y nadie más respondió al celular de contacto. Tampoco en el citado domicilio.

“Parecía un lugar seguro”

“Encontré la página en Facebook, donde vi a muchos conocidos y más de 7 mil seguidores, por eso me pareció un lugar seguro para adquirir la entrada. Cuando consulté por la promoción me respondieron automáticamente, me pasaron todos los datos y el martes 5 de febrero me dirigí hacia la dirección que me dieron para abonar”, contó Agustín, uno de los damnificados, al sitio SL24.

Agregó que al pagar en calle Jujuy, un joven le dio un recibo firmado con nombre y apellido (“Gonzalo Rodríguez”) y también un número de documento. “Todo el tiempo tuve la impresión de que era una buena persona”, detalló la víctima.

El acuerdo, agregó, fue que una trafic saldría el viernes 8 a la hora cero desde el Monumento a la Bandera pero que a las 20 se debían encontrar en el lugar de pago para definir todo. Cuando ese día Agustín avisó que estaba por arribar, los mensajes de WhatsApp ya no llegaron a destino; al llamar, el número no correspondía “a un abonado en servicio” y el perfil de Facebook había sido eliminado. En el local donde abonó tampoco había nadie y estaba “como abandonado”.

Al reunirse todas las personas estafadas, sólo llegaron a una conclusión: que realizarán una denuncia conjunta para que se investigue el fraude.

Ante la repercusión de la noticia, desde la marca “Rosario Rock” se despegaron del tema con un comunicado donde aclararon que allí no se organizan ni venden viajes a recitales “ni realizan ningún tipo de traslados”.