Así fue resuelto por el juez Pablo Busaniche a raíz del pedido formulado por los fiscales Federico Grimberg y María Celeste Minniti. El imputado tiene 24 años y sus iniciales son EGG.

Un joven de 24 años cuyas iniciales son EGG quedó en prisión preventiva en el marco de una investigación por delitos contra la integridad sexual de una niña menor de edad cometidos en Santa Fe. La medida cautelar fue dispuesta por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Pablo Busaniche, a raíz del pedido formulado por los fiscales Federico Grimberg y María Celeste Minniti en una audiencia celebrada ayer a la tarde en los tribunales de la capital provincial.

Antes de solicitar la prisión preventiva del joven investigado, los funcionarios del MPA pertenecientes a la Unidad Fiscal Especial de Violencia de Género, Familiar y Sexual (Gefas) le atribuyeron a EGG la autoría del delito de abuso sexual gravemente ultrajante, en reiteradas oportunidades.

Vínculo familiar

Los fiscales que investigan el caso manifestaron que “los abusos sucedieron durante las vacaciones de verano de la niña, entre fines de 2017 e inicios de 2018, y también se constató un abuso ocurrido el 24 de noviembre del año pasado”.

“EGG agredió sexualmente a la niña, que tiene menos de 10 años y que es sobrina de su pareja”, explicó la fiscal Minitti.

Por su parte, el fiscal Grimberg destacó que “por la corta edad de la niña, la diferencia de edad entre ambos y el vínculo que los une, los hechos ocurridos tienen entidad suficiente para adelantar el libre y normal desarrollo de su sexualidad”.