No está previsto que continúe en el futuro nosocomio. Realizan cirugías maxilofaciales y de patologías graves de pacientes del centro norte provincial.

Los cambios que se implementarán en la salud pública de la provincia, primero con la apertura del CEMAFE y luego cuando se produzca el traslado hacia el nuevo hospital Iturraspe, no serán del todo positivos.

Tal es el caso del Servicio de Odontología y Cirugía Maxilofacial del Iturraspe, ya que en el nuevo hospital no cuentan con las instalaciones necesarias para prestar la misma atención que vienen brindando desde hace 30 años.

El Dr. Rodolfo Felices, cirujano maxilofacial y jefe del área de Odontología, señaló que en el servicio no solamente se realizan tratamientos odontológicos sino que se dedican a tratar patologías más complejas como “malformación de maxilares, cáncer de boca, labios y paladares fisurados, y todo tipo de trauma facial”.

Sin embargo, el ministerio de Salud de la provincia tiene previsto que el futuro nosocomio sea sólo para internaciones, y las prácticas ambulatorias o consultas se realicen en el CEMAFE.

“En el CEMAFE no se puede realizar la tarea que nosotros hacemos. Somos un equipo en el que trabajamos 9 profesionales, que realizamos desde la parte de ortodoncia para los labios fisurados y malformaciones hasta la cirugía. Además, interactuamos con otros servicios como el de cirugía General, y todo eso se desmantela”, explicó Felices.

En ese sentido, agregó: “No vamos a contar más con el espacio físico para desarrollar lo que nosotros hacemos que abarca como zona de atención todo el centro y norte de la provincia de Santa Fe. Realizamos prestaciones odontológicas y cirugías maxilofacial que no se encuentran en nuestra zona hasta llegar a Rosario”, remarcó.

Además, el profesional advirtió “si de Rosario hacia el norte no vas a tener profesionales que realicen esta tarea, quién la va a hacer, dónde se va a tratar la gente de Vera, Rafaela, Tostado, Villa Ocampo”, se preguntó.

Por último, Felices sostuvo que “no obtuvimos ninguna respuesta ante esta situación, vemos que pasa el tiempo. Quizás se inaugure el nuevo hospital y nosotros dejemos de existir, pero el mayor problema no es ese sino que la gente no va a tener donde antenderse si tiene patologías graves como las que tratamos nosotros en el servicio”.

En tanto, recordó que no es el único servicio del Iturraspe que se encuentra en esta situación.

Consultado por la respuesta del ministerio ante este reclamo, comentó que hay una decisión tomada sobre el cambio en la atención a los pacientes, y si bien reconoció que los cambios que se dan en la Salud a través del tiempo se deben acompañar resaltó que en este caso “el prejudicado es el paciente no sólo porque se tiene que trasladar de un lado a otro de la ciudad sino porque no se le van a prestar los servicios complejos que se brindaban hasta el momento”.

Asimismo, dijo que “si el paciente consigue el turno en su distrito de origen va a ir al CEMAFE, y si tiene necesidad de internación deberá trasladarse a la zona norte”.

En cuanto al CEMAFE, el cirujano precisó que la atención es de tres horas por semana, y comparó: “Nosotros en el servicio tenemos 7 sillones y atendemos muchísima gente todos los días, además de las cirugías”.

Por último, contó la propuesta del equipo médico de varios servicios: “Lo que pretendemos, y que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados, es que el hospital siga existiendo como Centro Oncológico, y de esa manera le daríamos mucha más respuesta a la sociedad”.