La Cámara de Apelaciones rechazó los planteos de las partes y confirmó el fallo impuesto por el tribunal compuesto por tres conjueces en baja instancia. Se confirman los montos de pena impuestos a 16, 18 y 20 años de prisión.

Los jueces de la Cámara de Apelaciones Fabio Mudry, Roberto Reyes y Alejandro Tizón confirmaron la sentencia impuesta a las tres personas acusadas por un grave caso de abuso sexual infantil intrafamiliar ocurrido en Esperanza.

Victor Hugo Baraldo, Juan Pablo Baraldo y Noemí Morandini fueron condenados a 16, 18 y 20 años de prisión respectivamente en marco de un juicio oral y público, y que fue impuesta por los conjueces Néstor Pereyra, Jorge Luis Silva y Alfredo Olivera.

“Estamos muy conformes, hemos logrado que se haga justicia después de tantos años” dijo uno de los abogados representante de la mamá del niño, Martín Risso Patrón.

Fernanda, denunciante en el hecho, dijo por Ahora Vengo que “espero que ahora los metan presos y nos dejen ser libres, libres de tener una vida normal”.

A su turno, la dra. Carolina Walker Torres dijo que este caso debe significar un cambio en el paradigma del tratamiento que reciben las víctimas en los casos de abuso sexual “no pueden ser maltratadas por el sistema judicial”.

La causa
La investigación comenzó en agosto del 2014, cuando la mamá de un niño de 10 años denunció a su padre por graves hechos de abuso sexual, descubiertos a raíz de una fotografía en el teléfono celular de la víctima. Al poco tiempo, se amplió la denuncia contra la abuela y el tío del niño.

Fueron imputados y se impuso la prisión preventiva para los tres, confirmada por la Cámara de Apelaciones.

En octubre de 2017 comenzó el juicio oral que debió suspenderse luego de que la defensa cuestionara la prueba de la Cámara Gesell y la querella recusara al tribunal por “falta de imparcialidad” y denunciara a la presidenta del mismo, la jueza Susana Luna, por violencia institucional.