Los restos del futbolista argentino serán trasladados a Progreso, donde será velado en el club santafesino en el que inició su carrera.
Los restos de Emiliano Sala llegaron este viernes por la mañana a Buenos Aires para ser velados en el club San Martín de la localidad santafesina de Progreso, de donde surgió el futbolista fallecido el 21 de enero último en un accidente aéreo sobre el Canal de La Mancha.

El ataúd será trasladado a la ciudad de Santa Fe, donde el cuerpo será velado, y el sábado en la mañana será llevado por tierra a Progreso.

La mayoría de los 3.000 habitantes de Progreso tienen previsto colocar una flor en el ataúd de Sala, que jugó para el club San Martín de ese pueblo.

El cuerpo de Sala fue hallado el pasado lunes 4 de febrero en el Canal de la Mancha, donde cayó el avión que trasladaba al delantero de 28 años desde la ciudad francesa de Nantes hacia la galesa de Cardiff, en el Reino Unido, donde se iba a incorporar a su nuevo club.

El 7 de febrero, el forense del condado británico de Dorset confirmó que el cuerpo era del futbolista santafesino, que viajaba junto al piloto David Ibbotson.

La familia de Sala inició inmediatamente los trámites para repatriar los restos del futbolista.

En tanto, la familia de Ibbotson lleva recaudados más de 300.000 dólares y se puso en contacto con el especialista David Mearns, quien encabezó la búsqueda de los restos de Sala, para intentar encontrar los del piloto.