La joven se llama Sheila Stanolli y habría intentado dar un mensaje de un fútbol sin violencia y de paz con un body painting.
El partido de Rosario Central y Riverfue interrumpido cuando una joven mujer entró al campo de juego. El ingreso se produjo a los 7 minutos del segundo tiempo, cuando el Canalla y el Millonario empataban 1 a 1. La mujer empezó a correr por el pasto, ante la mirada del personal de seguridad. Como en su mayoría eran hombres, los efectivos tardaron varios minutos en poder retirarla para que el partido se reanudara.

Luego de más de cinco minutos, Andrés Merlos permitió que vuelva la acción, luego de la joven fuera reducida por una mujer policía. Para ese entonces y con el fin de no darle trascendencia al acto, la señal que transmitió el partido en vivo mostró la repetición de otras jugadas.

La mujer ingresó solo con la ropa interior inferior, que tenía el escudo de Rosario Central, mientras que en el pecho lucía un body paint una mitad con los colores del Canalla y otra mitad con los colores del clásico rival, Newell’s.

Se trata de una joven de 29 años que en la parte superior de su cuerpo estaba pintada mitad con los colores azul y amarillo de Central y la otra mitad con el rojo y negro de Newell’s. Sobre su panza llevaba escrito su propio nombre: Sheila Stanolli y usó unos botines naranjas.