Luego de una ceremonia privada con familiares y amigos en la ciudad de Santa Fe, este sábado, en el gimnasio del club San Martín de Progreso, se realizó el velatorio público a Emiliano Sala.

A partir de las 7 y hasta pasadas las 15 en el club que vio crecer futbolísticamente a Sala cientos de personas pasaron para dar el último adiós al jugador y acompañar a sus familiares.

‘Es un día tristemente histórico para Progreso, lo que vivimos jamás lo imaginamos, seguimos conmocionados‘, dijo Daniel Ribero, presidente del club San Martín de Progreso, donde Sala jugó durante diez años.

El Nantes de Francia, donde Sala jugaba desde el verano de 2015, y el Cardiff, que había anunciado su fichaje por 17 millones de euros el 19 de enero de este año, enviaron delegaciones a Argentina para acompañar a la familia en las honras fúnebres.

Nicolas Pallois, defensor del Nantes y mejor amigo del argentino, y el secretario general del club, Loïc Morin, despidieron los restos de Sala y estuvieron junto a su familia.

Luego de tres temporadas y media en Nantes en las que había marcado 42 goles, Sala, de 28 años, había firmado con el Cardiff y volaba desde Nantes a la ciudad galesa para sumarse a su nuevo club cuando su avión tuvo un accidente en el Canal de la Mancha el 21 de enero.