La víctima tiene 11 años y jugaba al fútbol con unos amigos cuando ocurrió el hecho que generó indignación entre los habitantes de la localidad.

Un hombre que fue presidente comunal de Chovet en la última dictadura quedó involucrado en un confuso episodio con un menor de once años de edad al que amenazó con una escopeta.

Aunque el inusual hecho se registró ya hace unos días no deja de generar asombro y especulaciones de todo tipo entre los vecinos de este pequeño pueblo del departamento General López.

Es que el caso provocó rechazo e indignación en un amplio sector de la comunidad no solo por la acción, que hasta podría haber terminado en una desgracia que afortunadamente no ocurrió, sino al haber sido protagonizado por un ex funcionario que estuvo un tiempo al frente de la comuna en la época del proceso militar.

La causa está en manos del fiscal del Ministerio Público de la Acusación de Melincué, Matías Merlo, quien imputó al ex mandatario local, Carlos Ianni, de 80 años, por el delito de amenaza y tenencia de arma de fuego.

La denuncia fue radicada en la comisaría local por la madre del chico al que el anciano le habría apuntado con una escopeta que fue secuestrada en el marco de un allanamiento llevado adelante en el domicilio del incriminado por orden del fiscal interviniente.

Por un pelotazo al auto

Si bien no surgieron mayores detalles sobre las circunstancias del episodio, trascendió que el anciano habría intimidado al menor al sentirse molesto por un pelotazo que impacto contra el parabrisas de su auto mientras el chico jugaba al fútbol con amigos en un sector de la vía pública.

Por esa razón el hombre se habría bajado ofuscado de su auto con una escopeta, que al parecer solía llevar habitualmente, para amedrentar al indefenso menor que al parecer luego contó lo sucedido a su madre.

La mujer, de 29 años, se presentó en la sede de la subcomisaría tercera para denunciar al ex funcionario chovetense que, aunque no fue confirmado, habría negado lo acontecido. No obstante al momento de ser allanada su vivienda de Estanislao López al 600 entregó sin reparos el arma que fue incautada durante el procedimiento realizado por personal de la comisaría local.

“Tras que la mujer denunciara que el hombre apuntó con un arma de fuego a su hijo se llevaron adelante las tareas investigativas”, explicó por medio de un parte de prensa la Regional VIII de Melincué, de cuya unidad depende la repartición policial de Chovet.

Asimismo indicó que “por disposición del fiscal se cumplimentó una requisa voluntaria en un domicilio donde (los uniformados) fueron atendidos por el responsable del hecho, quien hizo entrega de una escopeta que fue secuestrada y llevada a sede policial”.

Allí, consulta mediante, el fiscal dispuso que el hombre “sea citado para la formación de causa y una vez cumplimentado los recaudos legales continúe con su estado de libertad”.

“La gente está muy molesta con la actitud pendenciera de este hombre que se cree impune al manejarse con vicios autoritarios como estaríamos viviendo en la época salvaje del lejano oeste o en plena dictadura”, comentó indignado ayer a este cronista un vecino que prefirió mantener en reserva su identidad.