A raíz de lo sucedido, el joven que empuñaba el arma fue arrestado por “homicidio involuntario”.

Un joven murió luego de que su amigo le disparara con un rifle para probar el chaleco antibalas que llevaba puesto. El hecho ocurrió en Arizona, Estados Unidos.

Según la Oficina del Sheriff del Condado de Graham, tres amigos fueron de excursión al desierto para practicar tiro al blanco con un rifle. La actividad consistía en ir disparando uno a uno contra un chaleco antibalas que habían colocado a la distancia.

Luego de varias rondas, Parker Ray Lynch, de 25 años, decidió hacer algo distinto y ponerse él mismo la prenda para que uno de sus compañeros le disparara. Ante el pedido, su amigo Steven Watson no lo pensó dos veces y apretó el gatillo del rifle calibre .223.

El proyectil atravesó el chaleco e ingresó por el abdomen de la víctima, que debió ser trasladada de urgencia a un hospital local. Lamentablemente, Lynch murió en el quirófano, mientras los médicos intentaban contener la hemorragia.

A raíz de lo sucedido, los investigadores secuestraron el arma y el chaleco antibalas usados en la insólita prueba, y procedieron a detener a Watson, que enfrentará cargos por el delito de “homicidio involuntario”.