Son seguidoras que no pertenecen al club de fans y que se han organizado por turnos para entrar primeras cuando abran las puertas el próximo martes.

Desde que Luis Miguel anunció su paso por Argentina y más precisamente por Córdoba, produjo un gran revuelo y expectativa.

Ivana Griselda Rojas es una de varias fanáticas que se han organizado para pasar 51 días haciendo fila hasta el momento en que se abran las puertas del Orfeo Superdomo, el próximo martes 26 de febrero.

“Estamos haciendo el aguante, hemos pasado frío y calor. Por suerte, ya nos quedan siete días y queremos estar ahí, contra la valla, abajito de él”, dijo a Cadena 3 Rojas y aclaró que tanto ella como las otras chicas que están haciendo cola “no pertenecen al club de fans” y, por lo tanto, ” no tienen privilegios” para la entrada.

“Cada una cumplía con su horario de acuerdo al trabajo y a la familia. A la noche le pagamos $500 a una chica que se queda en una carpita y hace la cola por nosotras”, aclaró.

Por otro lado, la fanática agradeció a la seguridad del Orfeo “por cuidarlas” todos los días y noches que permanecieron en el portón 1 del estadio.

“Supuestamente vamos a ser las primeras pero muchas veces las chicas corren y se te adelantan. Por esto, les queremos pedir a la gente del Orfeo que nos cuide porque estamos esperando hace mucho tiempo”, expresó.

También confirmó la presencia de fanáticas internacionales que vendrían desde Chile y México para ver a “Luismi”.