La empresa mexicana asegura que necesita “readecuar su estructura de trabajo”.

Frente a la caída fuerte del consumo en los últimos meses,para resolver de qué forma negocia la empresa Coca Cola-Femsa, la principal embotelladora de la gaseosa en el país, le pidió al Ministerio de Producción y Trabajo un procedimiento preventivo de crisis con el sindicato las desvinculaciones de personal que están evaluando.

Hoy se realizó la primera reunión en la que los representantes expusieron la situación de la empresa y el viernes se realizará un nuevo encuentro para analizar el camino a seguir.

Según informó Femsa, “la empresa está atravesando una etapa compleja debido a la desaceleración del consumo, lo que la ha colocado en la necesidad de readecuar su estructura de trabajo”. En ese contexto -agregó- la compañía presentó un procedimiento preventivo de crisis para su planta del barrio de Nueva Pompeya.