Las empresas Cincovial y Corredor Panamericano II abonaron a la Municipalidad de Carcarañá la deuda y presentaron documentos para la rehabilitación de las cabinas. Los trabajadores retomaron la actividad tras 24 horas de barreras levantadas.

 

La Municipalidad de Carcarañá levantó este jueves por la tarde la clausura que había impuesto el miércoles en el peaje ubicado en el kilómetro 340 de la autopista Rosario-Córdoba, en medio de la polémica por el deplorable estado de un tramo de la traza.

Fue luego de que la empresa Corredor Panamericano II, encargada de la concesión desde agosto de 2018, pagara la deuda cercana al millón y medio de pesos que tenía por el impuesto Drei y presentara los papeles que la habilitan para ejercer la actividad en el lugar.

“Tanto el actual concesionario como el anterior, Cincovial, presentaron documentación pendiente y cancelaron vía transferencia bancaria; estamos obligados a levantar la clausura de las cabinas de peaje”, afirmó la intendenta de Carcarañá Verónica Schuager.

“Pidieron disculpas por no haber atendido las gestiones administrativas y realizaron el pago”, agregó la funcionaria, que 24 horas antes había encabezado personalmente el operativo de clausura.

De esta manera, el peaje que fue vedado este miércoles al mediodía vuelve a retomar su normal funcionamiento con los trabajadores en las cabinas cobrando $55 a los conductores de autos.

¿Sigue la rebelión civil?

Ante la reapertura, vuelve a estar en escena la actitud que tomarán los automovilistas al llegar a las cabinas y tener que pagar. Días atrás, El Tres difundió cómo usuarios se filmaban en diálogo con los trabajadores diciéndoles que no iban a abonar debido al mal estado de la traza.

Respecto de esto, Vialidad Nacional confirmó que a principios de marzo se iniciarán las tareas de reparación por completo de la calzada.

Por su parte, el diputado nacional por Santa Fe Luis Contingiani presentó un proyecto para declarar la emergencia vial en la autopista y cesar el contrato con la concesionaria, a la vez que reclamó a la compañía que no cobre peaje hasta que la obra de repavimentación no se encuentre terminada.