Se habilitarán la reforma del Paseo del Siglo, la avenida de la costa, el parque de la cabecera y la avenida Carrasco.

El mes próximo, el municipio dejará habilitado cuatro obras públicas de alto impacto para la ciudad. Se trata de la culminación de la doble traza de la avenida de la Costa, desde Oroño a Dorrego, la reforma del Paseo del Siglo con la plaza Pringles incluida y dos intervenciones en el extremo norte de Rosario: la avenida Carrasco y el parque de la Cabecera.

Así lo confirmó el secretario de Obras Públicas municipal, Raúl Alvarez. “Son intervenciones que tienen un importante grado de avance y están casi listas para ser habilitadas al uso público”, precisó el funcionario.

Alvarez también mencionó que está en carpeta preparar una intervención de mediana escala para remodelar la avenida San Martín, un reclamo insistente de los vecinos y comerciantes de la zona (ver aparte).

La demorada culminación de la doble traza de la avenida de la Costa será una realidad hacia fines de marzo. Se trata del tramo que va de Oroño a Dorrego, que permite conectar el centro con el norte de la ciudad a través de la costanera.

El proyecto incluyó la construcción de un enlace parquizado en el encuentro con la calle Dorrego y Wheelwright. Y obras complementarias de desagües, semaforización, iluminación led, veredas con mobiliario urbano, bicisendas, señalización y parquización del área.

Los trabajos contaron con un presupuesto de 60 millones de pesos, financiados a través de un convenio entre provincia y municipio.

En el caso de la reforma del Paseo del Siglo, el secretario de Obras Públicas estimó que el 15 de marzo se hará el corte de cintas. “Es una obra que los vecinos y comerciantes han valorado notablemente porque potenció la zona sin haber generado mayores inconvenientes cuando se estuvo haciendo la intervención”, resaltó.

En estas dos semanas se terminará la remodelación de la plaza Pringles, quedando pendiente para una segunda etapa la conexión con la remozada biblioteca Argentina por el pasaje Alvarez.

Aquí los trabajos contemplaron la reconstrucción de veredas de ambas manos, la incorporación de nuevo mobiliario urbano y la puesta en valor de fachadas de alto valor arquitectónico patrimonial.

Se avanzó con el reemplazo de desagües pluviales domiciliarios con una inversión que rondó los 40 millones de pesos, en el tramo que va de Córdoba entre Oroño y Paraguay.

También están casi listas para habilitarse dos obras estratégicas en el norte de la ciudad. Por un lado la reforma de la avenida Carrasco, una intervención de 1.100 metros en el tramo comprendido entre Circunvalación y la rotonda de calle Escauriza.

Este proyecto modificó la lógica que estaba vigente, con una nueva zona de circulación vehicular, una de estacionamiento y otra de circulación peatonal tipo rambla.

Se construyó una calzada de hormigón de 12 metros de ancho, nuevas veredas de adoquines de hormigón, bicisendas; obras de desagües pluviales; incorporación de bancos, cestos y semaforización. Se invirtieron más de 112 millones.

Y el parque de la Cabecera, en el límite con Granadero Baigorria, se está culminando para sumar un nuevo espacio público con plataforma deportiva y recreativa.

Además se ideó un reordenamiento del sistema vial interrumpiendo las actuales calzadas de Circunvalación y desviando el tránsito hacia las colectoras, con nuevos sectores de estacionamiento.

Se hicieron en paralelo una serie de obras hidráulicas, de alumbrado público y de señalización por más de 70 millones de pesos de inversión pública.