El plan lanzado por la Unidad Regional II de Policía dispone que 40 uniformados motorizados patrullen el área. Además, destina un número mayor de agentes a pie en los principales corredores.

 

La Unidad Regional II tendrá en pocas semanas un refuerzo en su patrullaje por el macrocentro. “Estamos incrementando en 20 motos (ya hay 20) para todo lo que es zona céntrica y vamos a recibir 100 unidades nuevas. Además hemos puesto más caminantes en las calles en los corredores como Pellegrini, Santa Fe, Maipú, San Luis y Mendoza hasta Oroño”, adelantó el titular de la policía rosarina, Marcelo Gómez.

La fuerza de seguridad viene reacomodando su logística y sus recursos humanos durante la gestión que se inició a fines del año pasado. A fines de diciembre y en diálogo con este diario, el propio Gómez lo había señalado: “Lo primordial es la prevención, pero hoy cuidamos 93 domicilios con patrulleros por decisión judicial. Esto representa el 50 por ciento de nuestras fuerzas operativas y queremos ver caso por caso si se justifica una unidad parada tantos meses en un lugar. Cada patrullero parado son 10 manzanas sin recorrer”, había advertido. A su vez, el jefe policial había adelantado que se iba a notar “personal en la calle”.

Transcurrido dos meses, el propio Gómez remarcó que “se viene mejorando día a día, con un circuito que recorre varios domicilios que tienen custodia asignada. Redujimos de 93 a 78 domicilios y hemos reorganizado los recursos humanos para darle más operatividad”.

En estos días, la Unidad Regional II reforzó el servicio de caminantes en el centro. Se pasó de 15 duplas exclusivamente en la zona de las peatonales (Córdoba y San Martín) a 20 parejas que caminan por Oroño, Pellegrini, Santa Fe, San Luis, Maipú, Mendoza y también por avenida Alberdi. Las duplas recorren de 9 a 15 y de 17 a 21.

Gómez también anunció que reforzaron las patrullas motorizadas con 20 motos adicionales para la zona céntrica. “Y en breve tendremos otras 100 motos nuevas más con la posibilidad de que también se sumen otras 150 camionetas. La idea es mejorar, como queremos todos los rosarinos” dijo el responsable de la policía local.

Fuentes allegadas al Ministerio de Seguridad santafesino indicaron que la provisión de las motos llegaría a las calles rosarinas dentro de unos 30 a 40 días, mientras que voceros policiales estimaron que las camionetas podrían estar llegando a la ciudad en unos 60 días aproximadamente.

Cambiante

Las demoras se fundan en un problema de cómo impacta la situación económica, y no de recursos presupuestarios del Estado provincia. En un contexto económico cambiante y con un dólar inestable, las licitaciones para la compra de elementos para brindar seguridad ya comenzaban a tambalear.

Muchos oferentes se retiraban de las compulsas de precios porque les resulta inviable sostener la oferta inicial. Prueba de ello fueron los intentos fallidos de compra de 300 motos policiales para patrullar el centro y otras 20 para la Policía de Seguridad Vial.

En lo que atañe a la licitación de las motos, la misma se “cayó” dos veces. Los aumentos del dólar hacían que oferentes se bajen de las licitaciones porque no podían sostener los precios.

La primera licitación era con el dólar a 14 pesos, pero en la preadjudicación el dólar ya superaba los 20 pesos y ahí las empresas se bajaban porque no podían sostener los precios. “Hace 6 meses podríamos tener esas motos patrullando, un claro ejemplo de cómo la crisis afectó la seguridad”, indicó un vocero del ministerio que conduce Maximiliano Pullaro. Ahora, parece que la tercera será la vencida.