El jefe de la policía de San Juan, Luis Martínez, dijo a Cadena 3 que el objetivo es lograr el bienestar del personal y una mejor efectividad a posterior, en el servicio que brindan.

En el marco del Plan de Seguridad que se instaló en San Juan por parte del gobernador, Sergio Uñac, y del ministro de Gobierno Emilio Baistrocchi, se pondrá a dieta -por cuestiones de salud- a unos 200 policías que presentaron diagnósticos de obesidad e hiperrtensión.

Según explicó a Cadena 3, Luis Martínez, jefe de la Policía sanjuanina, el objetivo es “lograr el bienestar del personal” y “lograr mayor efectividad a posterior en el servicio que se brinda”.

“Al analizar la situación de los recursos humanos con los que cuenta la Policía, el Estado dispuso la creación de una unidad específica para analizar al personal. Se incorporó a médicos, psicólogos, nutricionistas, kinesiólogos y profesores de Educación Física”, indicó.

En este marco, precisó que se sometió al personal a análisis para “establecer su real estado de salud y así se detectó algunos efectivos con sobrepeso o problemas de salud”.

“Esto es una cuestión de varios aspectos, pero más que la estética es el buen estado de salud”, reiteró y agregó que “en la misión específica que desempeña todo policía, debe estar física y psicológicamente en condiciones para desarrollar absolutamente su labor”.

Además, manifestó que los programas dietéticos están “funcionando” y que incluso cambió el “estilo de vida de algunos funcionarios”.

“Debido a la tarea que desempeñamos nos debemos un tiempito para la actividad física y a veces somos reacios a comprometernos”, advirtió.

“Ahora la institución permite que dentro de un horario laboral se puedan ir capacitando y preparando física y psicológicamente en cada una de las áreas de salud en general”, cerró.