Por el impacto de diversas variables económicas y tributarias, se espera que el viernes 1 de marzo las petroleras apliquen una suba en los precios de los combustibles de todo el país que sería de entre el 3% y 5% estimativamente. Desde la confederación que nuclea a los empresarios de las estaciones de servicio de unas 14 provincias manifestaron que la actualización se aplicaría desde la medianoche aunque señalaron que todavía no hay una certeza sobre el porcentaje de variación.


El incremento en los precios de los combustibles (que será el segundo aumento del 2019) se fundamenta en el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) que prevé actualizaciones trimestrales en base a los índices inflacionarios; la suba en el costo internacional del barril de petróleo crudo y la liberación del mercado que rige en el país desde finales de 2017.