No estaban claras las causas del incidente, que Nueva Delhi atribuye a fallas técnicas pero que sin embargo Islamabad se atribuyó durante la incursión en la que sus jets también abatieron un Mig-21 indio

 

La policía de la India informó que ha recuperado siete cuerpos de entre los restos del helicóptero Mil-17 que cayó a tierra en la región de Cachemira el miércoles, en medio de una escalada de tensiones con Pakistán que llevó también al derribo de un cazabombardero de cada país.

Pakistán informó más temprano haber abatido dos “aeronaves” indias, en referencia tanto al jet Mig-21 como al helicóptero Mil-17 perdidos por India, aunque Nueva Delhi asegura que este último se precipitó por causa de un problema técnico y el mal tiempo.

Entre los fallecidos había seis militares y un civil, informó la policía de acuerdo a la cadena NDTV. En tanto el periódico Times of India señaló que el incidente se produjo a las 10:05 am.

La aeronave cayó en el distrito de Bugdam de la ciudad de Srinagar, en la Cachemira controlada por India, cerca de Nowshera, donde fue derribado el Mig-21 durante la incursión de cazas paquistaníes.

En esa misma acción Nueva Delhi asegura haber derribado un F-16 paquistaní.

Las tensiones entre ambas potencias nucleares se dispararon el martes cuando India realizó un bombardeo aéreo sobre un presunto grupo terrorista en territorio de Pakistán. Desde entonces se han producido enfrentamientos en tierra y aire, mientras crece la preocupación por el estallido de un conflicto mayor entre dos países enfrentados por cuestiones limítrofes en Cachemira desde hace décadas.