Fue tras sendos allanamientos ordenados por la Justicia Federal de Venado Tuerto. Personal antinarcóticos de la PDI irrumpió en cuatro celdas de la cárcel de Coronda donde están los cabecillas sospechados de la organización.

 

La Justicia Federal de Venado Tuerto ordenó 24 allanamientos en el sur de la provincia de Santa Fe donde demoraron (entre otras personas) a un personal del Comando Radioeléctrico de Rufino y un policía Federal de Venado Tuerto sospechados de integrar una banda que comercializaba material estupefaciente dedicada al menudeo y articulada por cabecillas que hoy están privados de su libertad en la Cárcel de Coronda.

Las actuaciones en simultáneo fueron en la jornada de este miércoles en las localidades de Venado Tuerto, Firmat, Melincué, Rufino y cuatro celdas del servicio penitenciario de Coronda. Fuentes policiales destacan que buscaban desbaratar una organización dedicada al delibery de venta de drogas con la participación de al menos 22 personas de distintos sexos.

Además, personal de Gendarmería irrumpió en la sede de la delegación de la Policía Federal en Venado Tuerto y en el domicilio particular del empleado de dicha fuerza. Al mismo tiempo, uniformados de Asuntos Internos de Santa Fe se encargaron del operativo en la sede de Comando Radioeléctrico en Rufino y en la vivienda de uno de los efectivos que integran la sede.

Hasta el momento no se sabe los roles que cumplían los uniformados en la banda y tampoco la identidad de los reclusos para preservar el secreto de sumario en la cual se encuentra la causa.

En la investigación se secuestraron 12 plantas de marihuana, 250 gramos de cocaína, más de 90 pesos en efectivo, revólveres, celulares, tres motos, dos autos y material informático.