La expedición de Alex Txikon a la espera de poder volar mañana para sumarse al operativo.

El vizcaíno Alex Txikon y tres personas de su expedición está previsto que participen en las tareas de búsqueda de los dos alpinistas desaparecidos en el Nanga Parbat, el italiano Daniele Nardi, de 42 años, y el británico Tom Ballard, de 30, a partir de mañana. La colaboración de Txikon, que se encuentra en la vecina montaña del K2 para intentar coronarla en invierno, se basa en la utilización de sus drones para rastrear desde el aire la zona del espolón Mummery, a unos 6.000 metros.

La agencia de helicópteros exige pagos anticipados para volar

El equipo de Nardi ha informado este mediodía que se está retrasando la incorporación de Txikon y los suyos. La causa es que a pesar de tener la autorización de vuelo para recogerlos en el K2 y trasladarlos al Nanga Parbat, por problemas de pagos anticipados a la agencia Askari, que gestiona los helicópteros del ejército de Pakistán, la aeronave no ha despegado.”Askari, lamentablemente, sólo acepta pagos anticipados y el depósito dejado se ha agotado con las operaciones de ayer”, indican en un comunicado los portavoces italianos.

Las noticias facilitadas ayer apuntaban que un helicóptero había divisado rastros de un alud en el espolón Mummery y que una tienda del campo 3 había sido arrasada por la nieve. A parecer y a falta de confirmación oficial, dicha tienda no pertenecería a los desaparecidos. El último contacto con Nardi y Ballard se tuvo el pasado domingo, cuando se encontraban a unos 6.000 metros. Desde entonces se perdió toda comunicación con ellos.

Complicaciones por la violencia entre Pakistán e India

Todo el operativo para ir en buscar de Nardi y Ballard se complicó el miércoles debido a la escalada de violencia entre Pakistán e India después de que Islamabad confirmara el derribo de dos cazas indios, lo que derivó en el cierre de espacio aéreo pakistaní.

El plan concretado esta mañana por los portavoces italianos es que un helicóptero del ejército de Pakistán recoja a Txikon y a otras tres personas de su expedición, entre ellas un médico, en el campo base del K2 y desde allí ir hasta el Nanga Parbat con el objetivo de dejarlos cerca del campo uno para que los drones sobrevuelen el espolón Mummery.Si se mañana se solucionan los pagos podría concretarse dicho vuelo.

Gran riesgo de aludes en el Nanga Parbat

Debido al gran riesgo de aludes en el Nanga Parbat se ha descartado que, de momento, el otro equipo que se encuentra en el K2, el ruso-kazaja-kirguís, que se había ofrecido para ir al Nanga Parbat, intervenga en la búsqueda ascendiendo hasta la zona del espolón Mummery. Se considera que es más prudente la alternativa de los drones.