El ministro de Educación de la Nación confirmó que las clases arrancan el 6 de marzo y que la mayoría de los docentes va a ir a trabajar para “no perder el presentismo ni el día de salario”


Tras el paro de 72 horas anunciado por CTERA y los gremios docentes bonaerenses (Suteba, Sadop, Uda, Amet y Udocba), que pone en riesgo el inicio del ciclo lectivo en la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia; el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, aseguró que “las clases comienzan el 6 de marzo”.

“Los docentes van a ir a trabajar. Yo no voy a negar que tengamos la desgracia que en alguna escuela eso no suceda. Pero la realidad es que los docentes van a ir porque están arreglando su situación salarial”, explicó el Ministro, quien puso como ejemplo la paritaria que se cerró este jueves en Capital Federal.

“No creo que vaya a parar un docente que recién se inicia y que este año va a ganar $49.200 de bolsillo por una jornada completa. Porque va a perder el día de salario y el presentismo por culpa de un gremio que mutó en un partido político y que le está diciendo que no vaya a trabajar. Yo no lo creo”, remarcó con firmeza al ser entrevistado en Radio Mitre.

Finocchiaro hizo alusión al aumento salarial del 23% en tres tramos (9% en marzo, 7% en julio y 7% en septiembre) que le ofreció la cartera de la ministra Soledad Acuña a los maestros porteños. La propuesta, además, incluyó dos cláusulas de ajuste automático contra la inflación: una en mayo y la otra diciembre.

“De esta manera, el salario promedio de jornada completa pasa de $44.800 en marzo a $49.000 en septiembre, mientras que el promedio de jornada simple va de $22.400 a $24.500″, explicaron fuentes de la negociación tras dar a conocer la propuesta que ya fue aceptada por la mayoría de los gremios.

El Ministro de Educación resaltó que “CTERA se convirtió en un partido político opositor al Gobierno, y como todo partido opositor quiere hacerle daño”, en lugar de “sacar el mejor salario para los docentes”.

Además, condenó que la medida de fuerza se extienda hasta el 8 de marzo, fecha en que se conmemora el Día Internacional de la Mujer. “No hay nada más absurdo y ridículo que el paro del 8 de marzo. El tema de concientizar sobre la violencia de género y igualdad de género hay que hacerlo en el colegio”, advirtió.

Consultado sobre cómo se puede solucionar el conflicto docente, Finocchiaro dijo que se va a “reglamentar el derecho de huelga porque estas medidas no pueden quedar al arbitrio de dos o tres personajes que no son representativos de los maestros y manejan la educación”.