La familia de las víctimas de la masacre de año nuevo de 2017 necesita reparar la casa dañada por el temporal. Sólo hubo pérdidas materiales. Reciben donaciones.


El fuerte temporal que azotó Santa Fe la madrugada del lunes voló el techo de la casa de la familia Noguera, en Monseñor Zaspe al 4171, donde viven los niños que quedaron a la guarda de Melisa Noguera tras el caso del quíntuple asesinato ocurrido en diciembre de 2017 en dicho lugar.

El viento arrasó con las chapas del primer piso de la vivienda —al igual que en casas vecinas— donde están las habitaciones de los cinco niños, entre otros. Por fortuna sólo se encontraba en el interior de la casa una sola persona que se había quedado cuidándola, mientras que el resto se había ido a una quinta para disfrutar del fin de semana largo por el feriado de carnaval. La lluvia dañó los muebles y otras pertenencias. Por ese motivo, la familia Noguera intentará reparar cuanto antes la casa y necesita colaboración para ello.

El quíntuple crimen femicida (caso de femicidio vinculado) ocurrió el 29 de diciembre de 2017. Facundo Solís asesinó a Mariela Noguera, Sonia Noguera (hermana), Carmen Loseco (madre), Ailén Soto (hija de Mariela, de 19 años) y el novio de esta última, Joel, de 20 años. Desde entonces, Melisa Noguera se hizo cargo de los hijos de Mariela. Cabe mencionar que la familia no recibió la reparación económica prevista por ley para los hijos de víctimas de femicidios (ley Brisa).

El lunes, agentes municipales les acercaron una lona. “Nos dijeron que es lo único que nos pudieron dar, pero lo que necesitamos ahora es reponer el techo que se voló”, dijo Sol Noguera, sobrina de la dueña de casa y vecina del lugar. Ella también sufrió las consecuencias en su vivienda lindante.

Que no llueva. Hasta conseguir reponer el techo, cubrieron el cielorraso de machimbre con una lona plástica. Foto: Mauricio Garín

Para colaborar

Quienes puedan colaborar con la familia deben comunicarse al teléfono 342 532-5630 (Familia Noguera)