Las primeras pericias por la muerte de Natacha Jaitt dieron positivo de cocaína para casi todos los implicados. Faltan los resultados del toxicológico que se practicó sobre el cuerpo de la modelo. La familia insiste en que hubo “un complo” para matarla mediante una sustancia.

Es un momento decisivo en la investigación de la muerte de la Natacha Jaitt. Este miércoles, desde las 11, comenzaron los estudios sobre las muestras extraídas del cuerpo de la conductora y los análisis toxicológicos de la sangre y orina de todas las personas que se encontraban en el complejo “Xanadú”, de Benavídez, el pasado sábado 23 de febrero.

Con presencia de peritos del Ministerio Público Fiscal y los fiscales que investigan el hecho, los estudios anatomopatológicos -sobre los tejidos y vísceras extraídas durante la autopsia- y toxicológicos se realizan en la sede de la Superintendencia de Policía Científica de la capital bonaerense.

Fuentes policiales informaron a la agencia Telám que en las pericias toxicológicas se analizarán las muestras de sangre, orina e hisopados nasales realizados a Jaitt y los testigos, además de muestras de bebidas, medicamentos y presuntos restos de cocaína encontrados en el lugar del hecho. También se estudiarán los muestras biológicas extraídas mediante hisopados de la zona genital de Jaitt, además del análisis de sus vísceras.

En esta ocasión, la familia de la modelo decidió no contar con la participación a los peritos de parte. Sin embargo, antes de que comiencen los estudios, presentaron en los tribunales los puntos de pericia en los que pidieron todos los exámenes tóxicos que se puedan hacer (drogas de abuso, de medicamentos o venenos) de manera cuantitativa y cualitativa.

“Estos estudios nos van a indicar si hubo estupefacientes en la orina. Va a ser un avance porque tendríamos que investigar cómo fue ingerido y cómo ingresó al cuerpo de Natacha”, expresó el abogado de la conductora, Alejandro Cipolla. “Creemos que hubo un exceso de algún tipo de droga que le suministraron con el único fin de sustraerle el teléfono con algún tipo de información y esto conllevó a su muerte”, planteó, sobre la hipótesis que maneja hasta el momento.

“Nosotros descartamos el tema de las adicciones de Natacha porque ella no las tenía, pero la droga pudo haber sido ingresada a través de alguna bebida o algún somnífero”, indicó el letrado, en diálogo con TN.

Antes de que comenzaran las pericias, Ulises Jaitt remarcó en este sentido que no descarta nada respecto a las causas de la muerte de su hermana y que se está averiguando si “hubo un homicidio”. “Para mí, le pusieron algo en la bebida. Se va a comprobar ahora. No creo lo de la falla multiorgánica”, expresó el hombre, quien añadió: “Queremos saber todo, hasta que no sepa la verdad no voy a parar”.