La matrícula cambió en una década. En 2008 se dividían por igual. En 2018, 7 de cada 10 ya estaba en la esfera del Estado. La crisis económica y la apertura de nuevos profesorados son algunas de las causas.

En la última década, la cantidad de alumnos que accede en la provincia al nivel superior educativo público (terciarios) creció notablemente, al tiempo que se desplomó en el ámbito privado. Mientras que en 2008 prácticamente era igual, el año pasado siete de cada 10 estudiantes ya había migrado a la esfera pública. Entre las causas se anotan la crisis económica, que lleva las cuotas de los institutos privados a cifras que superan los 5 mil pesos, y las políticas implementadas por la provincia, con apertura de nuevos profesorados, apuesta a la calidad educativa y estabilidad de los docentes.

Los datos oficiales del Ministerio de Educación santafesino a los que accedió La Capital derriban además los preconceptos que señalan que, a raíz de los constantes inicios de ciclos lectivos conflictivos y paros docentes, en los niveles primario y secundario se produce una migración de alumnos desde la esfera pública a la privada.

En efecto, las estadísticas muestran que entre 2008 y 2018 en el nivel primario prácticamente no hubo variaciones entre la cantidad de alumnos que cursan en escuelas públicas y privadas. Del 100 por ciento de los alumnos, algo más del 70 por ciento está en la esfera pública y un poco menos del 30 por ciento cursa en colegios privados. Una realidad que se mantuvo prácticamente invariable a lo largo de la década.

En el nivel secundario, en tanto, los porcentajes son similares. Cerca del 68 por ciento de los alumnos está en la esfera pública, al tiempo que el 32 restante cursa en el ámbito privado.

Lo que sin dudas sorprende es la migración que ha tenido la matrícula en el nivel superior, que engloba a los institutos terciarios. En 2008 eran 49.038 estudiantes los que cursaban este nivel en toda la provincia. El 53 por ciento de ellos lo hacía en la esfera estatal, al tiempo que el 47 restante cursaba en institutos privados.

Ese porcentaje fue variando a lo largo de la década hasta plasmar en 2018 que el 69 por ciento los alumnos cursara en la esfera pública y el 31 en la privada.

En esta provincia, el nivel de educación superior incluye institutos terciarios o superiores en los que se pueden estudiar los distintos profesorados: de nivel inicial, primario, secundario y terciario. Es decir, son los establecimientos donde se forman los futuros docentes.

Las causas

¿Qué fue lo que produjo esta migración de estudiantes en el nivel superior? Para el secretario de Educación de la provincia, Oscar Dipaolo, “las causas se sustentan en tres pilares: infraestructura, estabilidad laboral de los docentes y calidad educativa”.

“Esto sin dudas derriba el preconcepto de que no podés aumentar la cantidad y la calidad de los estudiantes”

“Acá se ha hecho una apuesta muy fuerte por la educación y en el nivel superior se construyeron más de 20 edificios, se impulsaron los concursos de cargos de profesores y se fomentó la apertura de distintos profesorados en diferentes ciudades de la provincia”, destacó el funcionario.

Dipaolo también puntualizó que “el operativo Enseñar, que evalúa la calidad educativa en los últimos años de los profesorados, reveló que en Santa Fe los resultados fueron hasta 15 puntos superiores con respecto a la media nacional”.

Cabe destacar que esa evaluación, que lleva adelante el gobierno nacional, tiene como objetivo aportar elementos para un primer diagnóstico sobre el sistema de formación docente en torno a capacidades específicas de los estudiantes de cuarto año que se encuentran cursando la residencia docente.

“Esto sin dudas derriba otro preconcepto que señala que no podés aumentar la calidad y la cantidad de estudiantes. En Santa Fe se está demostrando que calidad y cantidad pueden ir de la mano”, confió Dipaolo.

No obstante, apuntó que “sin dudas la crisis económica también influyó en que muchos dejaran los institutos privados y se pasaran a los públicos”.

Además, esa apuesta por la calidad educativa determinó que aumentara el porcentaje de estudiantes que se gradúa finalmente. Así, y de acuerdo a datos oficiales, mientras en 2010 el porcentaje de egreso del nivel superior era del 50 por ciento de quienes habían comenzado la carrera, en 2018 fue cercano al 70 por ciento.

>> Lamentan que no hayan comenzado las clases

El secretario de Educación de la provincia, Oscar Dipaolo, lamentó que una vez más no hayan comenzado las clases en Santa Fe, algo que lamentablemente se viene repitiendo a lo largo de toda la gestión del gobernador Miguel Lifschitz.

“Todos los años pasa lo mismo y la verdad es que éste es más difícil de entender. La fórmula que permitió que los salarios no sufrieran en detrimento de la inflación es muy importante. A nivel nacional la mayoría de los asalariados perdió casi un 20 por ciento de su sueldo por el avance de la inflación, y eso no sucedió en Santa Fe con los empleados estatales”, remarcó el funcionario y aseguró: “Por eso nos sorprende la actitud de los gremios”.

No obstante, se mostró confiado en que el lunes (por mañana) “se retomará el diálogo en el marco de la paritaria”.