El entrenador, Pablo Lavallén, confirmó que no podrá con varios titulares para la seguidilla de partidos en las próximas dos semanas

El ciclo de Pablo Lavallén en Colón se puso en marcha formalmente el domingo con una práctica liviana, pero oficialmente lo más exigente comenzó a gestarse desde el lunes en el predio Ciudad Fútbol. Después el martes ya paró a su primera formación con varias sorpresas y algunas austencias.

Una situación que obliga al DT a hacer variantes obligadas, más que nada para afrontar el partido de este viernes en Mar del Plata, a partir de las 21.10 y con arbitraje de Andrés Merlos ante Aldosivi por la 23ª fecha de la Superliga.

Para dicho compromiso no podrán estar Matías Fritzler con una fisura en el quinto metatarsiano de su pie izquierdo; Alex Vigo a raíz de esguince de 3° (grave) grado de tobillo izquierdo con rotura de ligamento peroneoastragalino. Dependiendo de la rotura (parcial o total) podría haber cirugía; y Gabriel Esparza producto de un desgarro de grado uno en el isquiotibial de su pierna izquierda.

Un importante dolor de cabeza para el plantel conductor sabalero, que se queda sin el capitán y el lateral derecho titular. Lo del volante zurdo es más relativo, ya que si bien venía siendo tenido en cuenta en el único partido en el que arrancó desde el ínicio fue en el último ante Racing. Después por la molestia física debió salir.

Si bien las evoluciones son diferentes en cada persona, los tres estarían al margen incluso del choque de primera fase de la Copa Sudamericana en Lima ante Deportivo Municipal de Perú. En consecuencia, se quedarían en Santa Fe haciendo las tareas diferenciadas, aunque todavía no hay que ser terminantes en este aspecto.

Lo bueno es que ya estaría a disposición Leonardo Heredia, que ya habría superado una entocis de tobillo. También vuelve Franco Zuculini luego de cumplir una fecha de suspensión. Un panorama complejo para un Sabalero que necesita empezar a ganar.