El entrenador rojiblanco, Leonardo Madelón, todavía no dispuso de una práctica formal de fútbol y varias dudas respecto a la posible formación para el sábado sabiendo que está muy cerca el duelo por Copa Sudamericana

Unión completó este miércoles un nuevo entrenamiento en el predio Casasol con miras al duelo del próximo sábado en Santa Fe, desde las 15.30 y con arbitraje de Darío Herrera, ante Lanús por la 23ª fecha de la Superliga. Un partido de “seis puntos”, porque el Granate es un rival directo por la clasificación a la Copa Sudamericana 2020, algo que mantiene muy pensativo al entrenador, Leonardo Madelón.

Un brete en el que está metido el estratega, ya que se debate interiormente si poner todo en cancha o guardar piezas para el duelo contra Independiente del Valle de Ecuador del próximo miércoles 20 de marzo en el partido de ida del segundo certamen en importancia de la Conmebol. Se quiere estar a la altura en ese sentido, porque es un compromiso histórico, pero tampoco se puede dar ventajas en el ámbito doméstico, porque las especulaciones están a la orden del día.

Por eso habrá que aguardar a los primeros movimientos formales para tener una idea. Vale resaltar que Nelson Acevedo ya trabajó con normalidad y estaría en condiciones de ser tenido en cuenta tras superar una dolencia en la espalda. Mientras que Augusto Lotti hizo tareas diferenciadas por una molestia, aunque no se trataría de nada importante.

En tanto el gran detalle a dilucidar es si Madelón le devuelve la titularidad a Damián Martínez o si se mantiene Brian Blasi. El lateral derecho cumplió la fecha de suspensión por su expulsión en el partido ante Boca y por eso está a disposición. El tema es que el técnico dijo que podría existir alguna “sanción” por su acto, abriendo todavía más el abanico de especulaciones.

Sin embargo, Unión no tiene demasiado para regalar y por eso, en un plantel tan corto, es muy probable que esté nuevamente entre los 11, por lo menos ante Lanús.