Se trata de Roque Andrés Sánchez de 31 años. La pena se le impuso por ser autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal calificado, en concurso ideal con promoción a la corrupción de menores agravada. Los fiscales Del Río Ayala y Broggi valoraron la decisión de los magistrados.

Un hombre de 31 años identificado como Roque Andrés Sánchez fue condenado a 15 años de prisión por delitos contra la integridad sexual cometidos entre 2015 y 2018 en la ciudad de Santa Fe en perjuicio de una adolescente menor de edad. Así lo dispuso el tribunal pluripersonal integrado por los jueces Nicolás Falkenberg (presidente), Eduardo Pocoví y Gustavo Urdiales

Por unanimidad, los jueces resolvieron condenar a Sánchez como autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal calificado en reiteradas oportunidades, en concurso ideal con promoción a la corrupción de menores agravada. Por su parte, el monto de la pena fue resuelto por mayoría.

Manipulación

“Si bien aún no tenemos los fundamentos del fallo, entendemos que por los delitos que los jueces consideraron probados y por el monto de la pena que impusieron, logramos acreditar todo lo que sostuvimos desde la Fiscalía”, destacó Del Río Ayala.

La funcionaria del MPA explicó que “la Defensa presentó los hechos como un caso de estupro, es decir, una relación sexual entre un adulto y una niña (mayor de 13 años) que implica una pena sensiblemente menor a la del abuso”. En tal sentido, la fiscal agregó que “nosotros solicitamos el abuso sexual con acceso carnal y la promoción a la corrupción porque entendemos que, además del abuso propiamente dicho, también hubo una seducción y manipulación del condenado (que cumplía el rol de padre) hacia esta niña”.

Del Río Ayala también hizo hincapié en que “como venimos haciendo en todos los juicios por delitos contra la integridad sexual, solicitamos que se incorpore el perfil genético del condenado en el registro de abusadores sexuales, y el tribunal lo ordenó”.

Abuso y convivencia

“Los hechos que investigamos ocurrieron entre 2015 y 2018. El acusado agredió sexualmente a una de las hijas de la mujer que en ese momento era su pareja. La víctima quedó embarazada y su tía paterna fue quien hizo la denuncia”, informó Del Río Ayala. “Los abusos fueron cometidos en reiteradas oportunidades. El lugar en el que se consumaron los hechos fue la vivienda de la zona oeste de la ciudad de Santa Fe que compartían la víctima y el condenado, a raíz de la relación de pareja que tenía el hombre con la madre de la niña”, recordó.