La primera beta de Android Q ya está entre nosotros, y no podíamos hacer otra cosa que no fuera lanzarnos de cabeza a instalarla en nuestros dispositivos fuesen cuales fuesen las consecuencias. Por suerte, ninguno de los terminales ha resultado herido –de momento–, y ya hemos podido probar algunas de las muchas novedades que traerá consigo la gran actualización del sistema que llegará durante el tercer trimestre de este año.

Si bien no es del todo recomendable, todo aquel que así lo desee puede, desde hoy, instalar la nueva versión en su teléfono Pixel, sea cual sea la generación. Sea como sea, en este artículo vamos a listar todas y cada una de las novedades y cambios que nos vayamos encontrando mientras utilizamos Android Q, por pequeños que sean –las últimas novedades descubiertas irán apareciendo en lo más alto de la lista–. ¿Preparado?

Otra opción escondida en el menú Feature Flags de los ajustes para desarrolladores, bajo el título settings-dynamic-homepage –que por cierto llega activada por defecto–, modifica el aspecto de la app de ajustes, llevando a la parte superior de la pantalla tarjetas desplegables con información relevante, como las opciones que se encuentran activadas actualmente.

Al realizar una pulsación larga sobre una notificación en Android Q, aparecerá un panel con distintos ajustes de control rápidos, que permiten bloquear o mostrar en silencio las notificaciones de una aplicación en concreto.

Una nueva opción introducida en el menú de ajustes del modo de ahorro de energía, permite habilitar esta opción automáticamente según nuestros hábitos de uso con el teléfono. Si bien se desconoce qué aspectos valora este sistema a la hora de decidir cuándo se debe activar el ahorro energético, parece una opción interesante y que puede resultar de gran utilidad si el funcionamiento es lo suficientemente bueno.

Todo apunta a que la navegación por gestos va a sufrir ciertos cambios con la llegada de las diferentes versiones beta de Android Q. En esta primera previa, el único cambio que vemos consiste en la posibilidad de cambiar entre las últimas apps abiertas a través de un gesto hacia arriba y a la izquierda en el botón central –al estilo OnePlus 6T o iPhone X–, sin necesidad de realizar el gesto clásico a la izquierda en el propio botón, aunque el funcionamiento no parece ser del todo fluido aún. En el vídeo sobre estas líneas se puede ver más claro este cambio, comparado con el método tradicional.

Al habilitar la opción “mostrar información de la batería” dentro de los ajustes del sistema, ahora no solo se mostrará el nivel de batería restante en la barra de estado. Al desplegar el panel de notificaciones, la parte superior derecha mostrará el tiempo estimado que falta hasta que la batería se agote.

Otro detalle sutil que se incluye por primera vez en el modo Always on Display, ese el nombre y el artista de la canción que se está reproduciendo actualmente.

Cuando haya uno o varios dispositivos de audio externos conectados al dispositivo –ya sean auriculares o altavoces Bluetooth, u otros periféricos–, será posible elegir la salida de audio por la que se reproduce a través de una renovada ventana emergente, que aparecerá en la parte inferior de la pantalla param ostrar todas las opciones disponibles. Para poder usarlo, antes es necesario activar la opción Settings _ Seamless _ Transfer en el menú feature flags de los ajustes para desarrolladores.

Aprovechando que los Google Pixel 2 y 3 son, con diferencia, los móviles Android con mejor motor de vibración –superado únicamente por los LG V40 y G7, aunque aún lejos del Taptic Engine de los iPhone–, Google ha decidido sacar más partido a este elemento añadiendo nuevas respuestas de vibración a la hora de realizar acciones como conectar el cargador o el cable USB, o al seleccionar texto para copiarlo.

Dentro de la nueva sección “Theming” en los ajustes para desarrolladores, donde se incluye la opción de modificar la fuente del sistema y el color de acento, también aparece la opción de cambiar la forma de los iconos. Al hacerlo, no solo cambiará la forma de los iconos de las apps del launcher, sino que también se modifican los del panel de ajustes rápidos, así como la forma de la barra de búsqueda en la parte inferior del Pixel Launcher.

Desde hace varias versiones, Android utiliza como fondo de pantalla de bloqueo la carátula de la canción que se está reproduciendo. En Android Q, la imagen se difumina para dar un mayor énfasis a las notificaciones que aparecen en la pantalla de bloqueo.

Por fin se incluye la posibilidad de grabar la pantalla de forma nativa, sin necesidad de recurrir a aplicaciones de terceros. De momento, la opción está oculta dentro de la sección “Feature Flags” de los ajustes para desarrolladores, pero todo apunta a que estará disponible en futuras versiones beta de Q.

Con el objetivo de facilitar a usuarios y desarrolladores reportar fallos existentes en esta versión, o aportar ideas para futuras builds, ahora se incluye la aplicación “Feedback”, que permite enviar comentarios, reportar fallos y más.

Nuevos indicadores en la pantalla de bloqueo
Android Q Beta 1: todos los cambios y las novedades que hemos encontrado
Android Q Beta 1: todos los cambios y las novedades que hemos encontrado

En los dispositivos Pixel, el modo Always on Display y la pantalla de bloqueo ahora muestran información como la canción que está sonando alrededor –gracias al modo Now Playing–, u otras notificaciones como el próximo evento, en una pequeña tarjeta redondeada ubicada en la parte inferior.

Se rumoreaba que Android Q sería la primera versión en contar con un “modo escritorio” con el que la interfaz del sistema se adaptaría automáticamente al ser utilizada en pantallas externas. Y así ha sido. Si bien esta función no parece ser demasiado útil a estas alturas, ya se puede habilitar desde los ajustes para desarrolladores, y su apariencia ya se ha podido ver en las primeras capturas.

Si bien no es una novedad en el funcionamiento o la interfaz de usuario de la nueva versión, parece haberse pasado por alto que el logo oficial de Android Q –el de la imagen sobre estas líneas–, “dibuja” la letra Q utilizando un 1 y un 0, haciendo así referencia al hecho de que, en efecto, estamos ante la décima versión del sistema operativo.

Al igual que otras partes del menú de ajustes, la sección de información de aplicaciones ha sido renovada. Ahora, al acceder a los detalles de una app en cuestión, su icono aparecerá centrado en la parte superior, junto a las opciones de abrir, desinstalar y forzar detención.

Si eliminar un widget o el icono de una aplicación de la pantalla principal del sistema, ahora puedes restaurarlo a su lugar original gracias a un pequeño menú flotante con el botón “deshacer” que aparecerá tras eliminar cualquier elemento.

Dentro de los ajustes de accesibilidad, se ha introducido una opción que permite modificar el tiempo que tardan en desaparecer las notificaciones “heads up” que se muestran en la parte superior de la pantalla. Es posible elegir entre el tiempo predeterminado, hasta 2 minutos de duración.

El menú de ajustes de redes Wi-Fi también ha cambiado ligeramente. Si bien la pantalla principal apenas sufre cambios con respecto a Pie, al acceder a los detalles de la red Wi-Fi a la que el dispositivo está conectado, podemos ver una interfaz renovada, que entre otras cosas incluye una nueva opción llamada “Compartir Wi-Fi”. Al acceder, aparecerá en pantalla un código QR, que otros dispositivos Android podrán escanear para conectarse fácilmente a la red.

En anteriores versiones, la ventana de instalación manual de aplicaciones a través de su archivo ejecutable –APK– se mostraba a pantalla completa, y ha sido así desde los inicios del sistema operativo. En Android Q, sin embargo, este menú pasa a ser una pequeña ventana emergente.

Suena una notificación en tu móvil, lo desbloqueas y no tienes ni idea de cuál de todas las notificaciones ha sido. Si te ha pasado alguna vez, te alegrará saber que Android Q acaba de una vez por todas con este inconveniente, al mostrar un pequeño icono con forma de campana sobre la última notificación que ha hecho sonar o vibrar el teléfono.

Sí, Android Q tiene tema oscuro. Nada más encender el dispositivo y acceder a la aplicación de ajustes, encontramos una agradable sorpresa como lo es un fondo totalmente negro en todos los menús, que también se extiende al panel de notificaciones del sistema, así como a las tarjetas de notificaciones.

Lo más curioso, es que no parece haber un método claro para habilitar esta opción, dado que en mi caso estaba activado nada más encender el teléfono por primera vez. Por tanto, todo apunta a que el sistema operativo mantiene el tema oscuro siempre y cuando en la versión anterior la opción “Dark Mode” integrada en los ajustes para desarrolladores –que, por cierto, ha desaparecido en esta primera beta– estuviera habilitada. Sin embargo, existe una solución para poder habilitar o deshabilitar el tema oscuro a través de comandos ADB que os explicamos paso a paso en nuestra guía.

Uno de los cambios en los que Google ha hecho más énfasis durante el lanzamiento de Android Q, es en las mejoras llevadas a cabo en términos de privacidad. De hecho, se ha introducido un nuevo menú con este nombre en los ajustes del sistema, desde el cual es posible modificar ciertos aspectos como los permisos de las aplicaciones, que por cierto ahora son más sencillos de otorgar o rechazar gracias a la renovación del gestor de privilegios.

El nivel de batería cambia de posición en Always on Display
Un cambio menor, pero que llama la atención, aparece en el modo “Always on Display”. Ahora, el nivel de batería deja de estar ubicado en la parte inferior de la pantalla, y se sitúa en la esquina superior derecha.

Dentro de las opciones para desarrolladres, aparece una opción dentro de la sección “Temas”, que permite modificar el color de acento y elegir entre varias opciones predefinidas. Del mismo modo, se ofrece la posibilidad de cambiar la fuente del sistema, aunque de moomento solo se ofrece una alternativa a la clásica Roboto + Google Sans.

Las notificaciones solo se pueden eliminar deslizando hacia la derecha
Un cambio que me temo no agradará a todo el mundo, consiste en la forma de eliminar las notificaciones del panel: ahora, para descartar un aviso, habrá que deslizar sobre él hacia la derecha, mientras que para abrir el menú de ajustes rápidos que permite posponer la notificación o acceder a los ajustes de la app, el gesto debe realizarse de derecha a izquierda.

Otro cambio relacionado con la mejora de la privacidad, es la posibilidad de otorgar a las aplicaciones permisos de acceso a la ubicación únicamente cuando están en uso. Esta opción está disponible desde el menú “Ubicación” dentro de los ajustes del sistema.

Aunque apostaría mi dinero a que se trata de un bug, o como mínimo de un cambio que probablemente será retirado en una de las futuras betas, es lo suficientemente curioso como para tener su lugar en esta selección: por algún motivo, las capturas de pantalla realizadas, muestran las formas de las esquinas redondeadas, así como el área de la pantalla que ocupa el notch -si lo hubiera– en color negro.

La aplicación de archivos nativa del sistema, además de ser compatible con el tema oscuro de Android Q, parece haber recibido un rediseño total con esta actualización, para obtener así unas líneas más afines a la estética Material Theme, con tarjetas redondeadas y un mayor colorido.

Ha sido criticado durante años, y los principales encargados del desarrollo de Android sabían que se trataba de un tema de principal importancia. Android Q por fin renueva el menú “Compartir” nativo del sistema, siendo uno de los cambios más importantes la inclusión de la opción “copiar contenido” en la parte superior central del menú. Según hemos podido saber, además, los desarrolladores podrán sacar aún más partido de este menú a través de nuevas herramientas que comienzan a estar disponibles junto a esta nueva versión.