El efector ya no está contemplado como prestador para la atención de estas enfermedades.

Por disposición del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, el Hospital de Niños Dr. Orlando Alassia ya no está contemplado como prestador para la atención de cardiopatías congénitas. Con esta decisión, el nosocomio dejará de recibir el financiamiento nacional que actualmente permite realizar en Santa Fe cirugías cardiovasculares para niños que presentan malformaciones del corazón.

Desde la Fundación Cardiopatías Congénitas se manifestaron alarmados por la noticia, aunque no quisieron expresarse al respecto porque recién el lunes tendrán la información completa, cuando llegue al Alassia una comisión del Ministerio nacional para brindar explicaciones. Por el momento, se limitaron a señalaron que, de concretarse la media, significaría “un retroceso de más de nueve años de lucha y trabajo”.

El lunes por la tarde brindarán una conferencia de prensa, tras el encuentro con las autoridades enviadas desde Buenos Aires.

Preocupación política

Tras la resolución del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, desde el ámbito político se mostraron preocupados y dolidos por la decisión tomada.

Al respecto, la concejal santafesina Marcela Aeberhard (Partido Justicialista) consideró que esto “es un retroceso enorme” y sostuvo que “hay muchísimos trabajos que se difundieron acerca de la importancia de la atención precoz, que salva vida, y las intervenciones quirúrgicas”.

Asimismo, la edil señaló que desde hace varios años se viene solicitando la creación de un registro único de pacientes con cardiopatías congénitas. “De hecho, a nivel provincial ya existe una ley sobre la detención precoz de esta enfermedad, que debe tratarse entre la semana 22 y 28″, precisó.

De todas maneras, y a pesar de que el Hospital de Niños no pueda llevar a cabo las prácticas quirúrgicas correspondientes, los concejales continuarán tratando el tema y se reunirán con el director del mencionado centro de salud, Osvaldo González Carrillo.

Otro de los referentes del arco político que se expresó al respecto, fue el actual senador del departamento La Capital, Miguel González.

En este sentido, el legislador destacó que el Estado venía financiando las cirugías que se desarrollaban en el efector de salud. “Era una programa nacional en el que se elegían centro regionales de cirugías, pero ahora esto no va a suceder más”, agregó.

De todas maneras, y más allá de que Nación no puede decidir sobre qué hacer y qué no, “sí puede dejar de financiar el programa”, aseveró.

“Cada cirugía, si bien el costo varía de una a otra de acuerdo a sus complejidades, es de 100 mil pesos; si la provincia de Santa Fe decide sostener el servicio, le va a costar mucho dinero”, detalló el ex ministro de Salud.