A través de un comunicado, el gobierno provincial citó a representantes de ambos gremios a un nuevo encuentro para reanudar la negociación salarial.

El Poder Ejecutivo provincial convocó a los gremios de la administración central y docentes a una nueva reunión paritaria para el próximo martes 19 de marzo, en la que se va a reanudar la trabada negociación salarial.

A través de un comunicado firmado por el ministro de Estado y Reforma de Gobierno, Pablo Farías, los gremios de la administración central fueron citados a partir de las 11:30 horas en Casa de Gobierno. De igual manera, los docentes mantendrán un encuentro a la misma hora pero en el Ministerio de Trabajo.

Recordemos que lo discutido durante el último encuentro en Casa Gris fue considerado por los dirigentes de ATE y UPCN como un “pequeño paso adelante”: se trata de un pago de 1.200 pesos como anticipo, más la cláusula gatillo, con modalidad a definir de forma conjunta entre los sindicatos y el gobierno.

Tras la tercera mesa de discusión salarial, el ministro de Gobierno Pablo Farías confirmó que se buscará “una redacción unificada sobre de qué manera establecer para la política salarial de 2019 la cláusula de actualización automática”. En cuanto al monto de adelanto, dijo que se seguirá “trabajando” con los gremios.

Por su parte, Jorge Molina había aclarado que, aunque hubo una oferta, no hay satisfacción total”: “nosotros seguimos reivindicando el concepto de porcentaje de aumento”.

En igual sentido se manifestó su par de ATE, Jorge Hoffmann: “Estamos construyendo una política salarial”, celebró.

Paritaria docente

En la mañana de este viernes, representantes de Amsafe, Sadop, UDA y AMET participaron de una nueva reunión de la mesa técnica paritaria del sector docente.

En lo referente al salario, los gremios volvieron a exigir una recomposición de haberes y una aplicación posterior de la cláusula gatillo. Asimismo, reiteraron su rechazo a la propuesta recibida por considerar que “de ninguna manera responde a la expectativa de los trabajadores” y que “debe reformularse respetando la carrera, la jerarquía, la carga horaria y la relación entre los cargos y las horas cátedra”.

Tambén exigen que el ofrecimiento sea remunerativo y bonificable, para que los jubilados docentes “perciban la proporcionalidad correspondiente y se mantenga el financiamiento del sistema de seguridad social”.

De todas formas, no recibieron propuesta alguna por parte de los representantes del gobierno.