La defensa del cantante a cargo de Fernando Burlando solicitó un pedido de probation para evitar la elevación de la causa a juicio.

Gustavo Cordera pidió dar cursos sobre violencia de género en la causa que se le inició luego de que dijera en una charla en la escuela de periodismo TEA que “hay mujeres que necesitan ser violadas”.

El músico solicitó no ir a juicio y en cambio dar talleres y recitales a beneficio. La querella pidió la elevación a juicio oral.

Este lunes por la mañana en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 7 de la Ciudad de Buenos Aires la defensa de Cordera, a cargo del abogado Fernando Burlando, realizó un nuevo intento para evitar que la causa contra el músico por “incitación a la violencia colectiva” contra las mujeres llegue a juicio y que pueda realizar, en cambio, una serie de tareas comunitarias.

El pedido de probation del músico -que ya había sido rechazado por Canicoba Corral en noviembre del año pasado- será resuelto en los próximos 10 días por el TOF 7, a cargo del juez Germán Andrés Castelli.