Se trata de un ciudadano de nacionalidad paraguaya que se encontraba prófugo de la Justicia de su país por haber abusado sexualmente de una menor de edad.

El personal de la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones de la Policía Federal Argentina desarrolla, constantemente, arduas tareas de inteligencia criminal para capturar aquellos delincuentes que tengan pedido de captura tanto nacional como internacional. En esta ocasión, en la ciudad santafecina de Rosario, detuvieron a un ciudadano de nacionalidad paraguaya que se encontraba prófugo de la Justicia de su país por haber abusado sexualmente de una menor de edad.

“Asumimos el compromiso de trabajar día a día para que no haya impunidad para nadie en la Argentina. Todos aquellos que infringieron la ley, como en este caso que se trata de un hecho de extrema gravedad, deberán asumir sus responsabilidades ante la Justicia”, afirmó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien dictó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

El Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, dota de todos los elementos necesarios para que los miembros de las fuerzas de Seguridad puedan realizar pesquisas que permitan detener a los criminales buscados. En este marco, los uniformados de la Policía Federal, fuerza liderada por Néstor Roncaglia, recopilaron una serie de registros fotográficos, fílmicos y efectuaron numerosos seguimientos sigilosos con el objetivo de encontrar al investigado, un ciudadano paraguayo de 25 años de edad.

Éste, mediante el uso de amenazas de muerte y la violencia, abusó sexualmente a una menor de 13 años en la localidad de Cerrito, República del Paraguay. Como consecuencia de este hecho, la menor quedó embarazada.

Ante esta situación, una vez ubicado el prófugo, se montó un operativo sigiloso en las inmediaciones del domicilio, ubicado sobre el Boulevard 27 de febrero al 3200. Se lo arrestó horas después.