Esta mañana, el templo ubicado sobre Javier de La Rosa amaneció vandalizado por malvivientes. Se llevaron un ventilador industrial y un televisor.

Los dueños de lo ajeno no perdonan a nadie y en esta oportunidad decidieron visitar la casa de Nuestra Señora de Guadalupe.

En la madrugada del miércoles vandalizaron un ventiluz eingresaron al interior. Una vez allí se apropiaron de un ventilador industrial y de un televisor que se utiliza para proyectar información destinada a los feligreses que visitan la Basílica.

El padre Olidio Panigo, párroco de la Basílica dijo por Aire de Santa Fe peligro que tenemos es acostumbrarnos a estas cosas y que dejen de ser noticia.

Para el sacerdote, no es alguien que vino al azar. “Detrás del robo hay una cadena de cosas, si yo me pongo a buscarlo recupero el televisor y el ventilador. Hay gente que vende lo robado y otros que lo compran”.

Olidio aclaró que lamentablemente la droga está detrás de todo esto. “Roban para después vender y adquirir estupefacientes”.