El rector de la UNL, Enrique Mammarella, participó del IX Encuentro de Redes de Educación Superior y Consejos de Rectores de América Latina y el Caribe que se realizó en Lima, Perú. “Trabajamos en líneas concretas como fuentes de financiamiento, grupos de trabajo y alianzas con las que vamos a desarrollar la Educación Superior en América Latina y el Caribe en los próximos diez años, en continuidad del trabajo que se venía haciendo en torno a la Conferencia Regional de Educación Superior que se concretó en 2018”, indicó.

El IX Encuentro de Redes de Educación Superior y Consejos de Rectores de América Latina y el Caribe, del 13 al 15 de marzo de 2019, tuvo como escenario a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en Lima, Perú, y contó con la presencia del rector de la UNL, Enrique Mammarella.

Reunió a los representantes de Redes de educación superior, Asociaciones y Consejos de rectores de América Latina y el Caribe convocados por el Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe, UNESCO-IESALC, que trabajan en el marco de la Educación Superior equitativa, inclusiva, pertinente e intercultural en Latinoamérica, quienes reflexionaron sobre las instituciones que requiere la región.

Luego de participar del encuentro, Mammarella, aseguró: “Este Encuentro de Redes del Consejo de Rectores y Redes Universitarias es una continuidad del trabajo que se venía haciendo en torno a la Conferencia Regional de Educación Superior (CRES), que se concretó en junio pasado en la ciudad de Córdoba. A partir de la declaración oficial resultante de la CRES, comenzamos a trabajar en el Plan de Acción a partir de numerosas metodologías. Mantuvimos reuniones presenciales y virtuales, como la que concretamos en diciembre en Córdoba”.

“Estas jornadas llevadas a cabo en Lima apuntaron a consolidar el Plan de Acción. De este modo, planteamos líneas concretas de trabajo, fuentes de financiamiento, grupos de trabajo y alianzas con las que vamos a desarrollar lo planificado de cara al desarrollo de la Educación Superior en América Latina y el Caribe en los próximos diez años que, vale destacar, incorpora los objetivos de Desarrollo Sostenible 2030. Participaron rectores de universidades de 24 países de América Latina y el Caribe. A su vez, estuvieron presentes referentes de IESALC y UNESCO, al igual que de otras organizaciones que forman parte de redes vinculadas a la Educación Superior”, indicó el rector.

Luego de tres jornadas de trabajo colectivo, del encuentro resultó la Declaración de Lima que contiene los lineamientos y valoraciones en torno al resultado de la Conferencia Regional de Educación Superior 2018, realizada en Córdoba, y los puntos que dan continuidad al Plan de Acción que permitrá dar continuidad al trabajo de fortalecimiento de la Educación Superior en América Latina y el Caribe para los próximos años.

Hacia los próximos diez años

Tanto en su lectura de la Declaración de Lima como en la de su conferencia de cierre, el director de IESALC- UNESCO, Pedro Henríquez Guajardo, hizo un llamado a responder a las necesidades de la sociedad a través del análisis, identificación y actualización de las problemáticas sociales reflejadas en las instituciones de Educación Superior (IES): “Nuestros ciudadanos tienen que ser vigentes para responder a una región complicada; el crecimiento explosivo que presenta la región tiene que ser organizado y la academia debe apoyar en la solución a estos problemas”, leyó de la Declaración de Lima, documento conclusivo del encuentro.

Sobre el Plan de Acción enfatizó que tiene la virtud de reflejar y sintetizar las ideas centrales hacia adelante como referente de gestión para la región y uno de sus requisitos básicos es la flexibilidad que se hará realidad con el concurso de UNESCO-IESALC y la institucionalidad que se ha propuesto recuperar a través del Espacio de Encuentro Latinoamericano y Caribeño de Educación Superior.