Además, descartaron un envenenamiento.


La Unidad Funcional de Instrucción de Violencia de Género de Tigre había pedido analizar muestras para saber qué pasó con la actriz el 23 de febrero en Xanadú.

Los peritos que analizaron las muestras extraídas al cuerpo de Natacha Jaitt determinaron la presencia de cocaína en la sangre, el contenido gástrico y las vísceras, pero no veneno u otra droga con dosis letal, según informó el abogado Cipolla.

“Contenido gástrico: presencia de restos moleculares compatibles con cocaína. Orina: presencia de restos moleculares compatibles con benzoilecgonina y cocaína. Sangre: presencia de restos moleculares compatibles con benzoilecgonina y cocaína”, puntualizaron los peritos en el informe forenses que les entregaron a los fiscales Diego Callegari, Sebastián Fitipaldi y Cosme Iribarrean.

El hermano de Natacha, Ulises, representado por los abogados Alejandro Cipolla y Cristian Pavón, sostuvo desde el 23 de febrero, cuando encontraron muerta a la modelo en Xanadú, que las personas que estaban en ese complejo la habían envenenado.

El abogado Cipolla confirmó además que a partir de estos resultados toxicológicos solicitará la exhumación del cuerpo de la modelo para tomar una muestra de cabello con los que se puedan hacer pericias toxicológicas complementarias.