Tras la denuncia en Asuntos Internos, la Fiscalía tomó el caso. Fueron detenidos este jueves y hoy comparecieron ante la Justicia por primera vez.

Seis policías del Comando Radioeléctrico fueron imputados este viernes por un hecho de torturas y vejaciones a una pareja gay en la Comisaría 12ª de Santo Tomé. La causa se instruyó de oficio luego de que las víctimas denunciaran en Asuntos Internos lo ocurrido. La Fiscalía les atribuyó los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada, vejaciones agravadas, falsedad ideológica de instrumento público y allanamiento ilegal, en concurso real.

La Fiscalía entendió que no estaban dadas las condiciones para pedir la prisión preventiva y el juez les otorgó la libertad con la obligación de cumplir con medidas alternativas a la prisión: constituir domicilio, presentarse cada 30 días en el MPA, prohibición de todo tipo de contacto con las víctimas y testigos, abonar $30.000 en concepto de fianza por cada imputado, no portar armas, prohibición de salir del país y fijar un guardador que asuma el compromiso de que estas personas cumplan las medidas cautelares.

La liberación de los detenidos preocupa a las víctimas y sus familias. Antes de la audiencia, se entrevistaron con el juez y le manifestaron temor por su integridad física ante la libertad de los acusados, porque han recibido amenazas en los últimos días. El magistrado ordenó que se arbitren los medios necesarios para que tengan una custodia permanente.

Manifestación de diferentes organizaciones sociales frente a Tribunales
En las puertas de tribunales se manifestaron, entre otros, integrantes del colectivo LGBT mientras se realizaba la audiencia imputativa para los efectivos policiales.

“Nosotros nos concentramos para apoyar como colectivo a estos dos compañeros que se encontraron solos ante esta situación”, dijo Tini, integrante de Malajunta.

La judicialización del caso

Este miércoles por la tarde, el jefe de la Unidad Regional I, Ricardo Motta, brindó una conferencia de prensa en la que negó los hechos reportados por las víctimas y confirmó a los agentes en sus funciones. Ante esta situación, la Fiscalía decidió intervenir para poder investigar lo ocurrido y librar las órdenes de detención.

Además, hay otros nueve efectivos vinculados a la causa, que por el momento seguirán en libertad.

Los hechos

Alexis y Nahuel relataron en Aire de Santa Fe el terror que vivieron en la madrugada de este lunes. Llegaban a su casa de Santo Tomé cuando una decena de policías los interceptaron en la vía pública, los persiguieron hasta la casa de uno de ellos, los obligaron a salir de la vivienda y los llevaron a la Comisaría 12ª, donde los golpearon brutalmente durante cuatro horas.

Los jóvenes contaron que la violencia se multiplicó cuando los uniformados descubrieron que son una pareja gay. En ese momento comenzaron las vejaciones de índole sexual. Las torturas siguieron hasta que uno de ellos, que es discapacitado, perdió el conocimiento por los golpes. En un video filmado por los familiares se puede ver cómo dos policías lo trasladan en una silla, casi inconsciente. El médico policial de la Seccional 1ª constató las lesiones y los jóvenes presentaron ese informe al momento en Asuntos Internos, acompañado por fotografías que muestran las lesiones sufridas.