El cese del servicio afectó desde este mediodía a algunas empresas de transporte interurbano.

Desde la tarde de este lunes, delegados y choferes de la Unión de Tranviarios del Automotor (UTA) se concentraron en las puertas de la Casa Gris con el objetivo de ser escuchados por funcionarios del gobierno, en medio del paro de transporte interurbano que comenzó este mediodía. En las últimas horas del día, desde UTA comunicaron la llegada de un acuerdo con empresarios.

Cerca del mediodía, los choferes de las líneas de transporte interurbano que tienen cabecera en la Terminal de Ómnibus de Santa Fe se reunieron en asamblea debido a la falta de pago de $2500 que habían sido acordados con la patronal y que debían abonarse antes de finalizar el mes de mayo. De esta manera, el servicio de algunas empresas se vio interrumpido.

Por fortuna, los viajes comenzaron a normalizarse llegada la noche, ya que los trabajadores nucleados en UTA acordaron con los empresarios un primer pago que se concretará este miércoles 3 de abril. Mientras que el mismo día se desarrollará una audiencia entre ambas partes con la intervención del gobierno provincial.

Cabe recordar que la medida de los trabajadores alcanzó a unidades de las empresas NECE, El Norte, Cóndor, Laguna Paiva, Frank, Ruta 70, Paraná Medio, Monte Vera, Llambí Campbell y Espiga de Oro, entre otras.