La medida alcanza al padre de la mujer y al basquetbolista Carlos Delfino y su padre, por la venta de una casa del country El Paso.

El juez Federal Nº 2 de Santa Fe, Francisco Miño, dictó el procesamiento por lavado de dinero de origen ilícito para el basquetbolista Carlos Francisco Delfino y su padre Carlos Daniel Delfino, ambos acusados de haber vendido una propiedad en el barrio cerrado El Paso de Santo Tomé, al matrimonio que conforman el narco prófugo Vicente Matías Pignata y su esposa Elisabet Yanina Campos, ésta última también procesada con prisión preventiva domiciliaria. La resolución alcanza además al padre de la mujer, Ramón Darío Campos, quien se encuentra privado de la libertad desde el 13 de marzo último.

La resolución dictada el lunes, en vísperas de feriado, fue notificada este miércoles a las partes. Además, confirma la libertad provisional para los Delfino y fijó un embargo de $ 5.000.000 para Elisabet Campos; y $ 600.000 al resto de los procesados.

La medida judicial fue adoptada luego de que la semana pasada prestara declaración indagatoria Carlos Delfino hijo, quien viajó a la Argentina desde Italia, donde el último fin de semana ascendió con su equipo, el Fortitudo de Bologna, a la primera categoría del básquetbol italiano.

Previamente había prestado declaración indagatoria su padre, a quien se le atribuyó maniobras vinculadas al lavado de activos por el alquiler y venta de la “unidad funcional 343” de El Paso, a través de una empresa uruguaya de la que es administrador, en favor del matrimonio Pignata-Campos.

También fueron indagados en el marco de la causa Elisabet Campos y su padre Ramón Campos, ambos puestos a disposición de la Justicia desde el 13 de marzo, cuando en base a un pedido del fiscal federal Nº 2, Walter Rodríguez, fue allanada la casa del country que hasta 2017 habitaba el jugador de la selección Argentina, Delfino.

Aunque no se secuestraron drogas, la Justicia investiga el origen de los fondos que el matrimonio destinó para la adquisición de una flota de vehículos, que en un breve lapso sumó 13 unidades; así como la compra de media docena de inmuebles, entre los que resaltan una casa en el exclusivo barrio El Paso por la que llevaba pagado más de medio millón de dólares; y una finca de unas 10 hectáreas en la localidad de Bowen, en la provincia de Mendoza, la que explotaba como productor de frutas de carozo.

El nombre de Vicente Pignata trascendió públicamente el pasado 13 de marzo, cuando la Justicia ordenó su captura, puesto que está siendo buscado para cumplir una condena a 4 años de prisión por comercio de estupefacientes, en cuya causa fue declarado rebelde; y por la investigación a cargo del fiscal Rodríguez, que lo persigue como lavador de dinero del narcotráfico.