La discriminación por género es lo más denunciado en la actualidad por las mujeres. La orientación sexual es el principal motivo denunciado por los los hombres.


En la última década, las denuncias por discriminación a través de Internet que recibe el INADI se multiplicaron por diez. “Las presentaciones en el ámbito digital crecen significativamente todos los años. Hace diez representaban el 4% del total de los reclamos que llegaban al INADI mientras que, en el 2018, la cifra ascendió casi al 40%”, precisa a Clarín Claudio Presman, interventor del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo.

La discriminación por género es lo más denunciado en la actualidad por las mujeres. El motivo orientación sexual es el principal entre los hombres.

Según el registro del Observatorio de Internet del INADI del período 2017-2018, la plataforma sobre la que los usuarios indicaron que hay más posteos discriminatorios fue Facebook (46%). En el ranking le siguen YouTube (9,2%) y Twitter (9%). Instagram aparece en séptimo lugar con 3,8%.

Los medios de comunicación también figuran en el listado: los locales se quedan con el 8,7% de las denuncias y los nacionales con otro 3,4%.

Las mujeres interactúan con INADI más que los hombres: un 56% contra un 42%. Hay otro 2% que, al momento de realizar una presentación, no especificó su género.

La primera cuestión que resaltan ellas es que se encuentran en redes sociales y otros sitios con discriminación por género (28,8%). “Hace una década, el porcentaje de reclamos por este tema era mucho menor y representaba el cuarto motivo. Creo que el aumento está relacionado con la toma de conciencia sobre las cuestiones de género y con el impulso de los movimientos de mujeres, que vienen ganando terreno en el último tiempo”, resalta Presman.

Las mujeres también destacan que son víctimas o que se encuentran con publicaciones en las que otras personas son víctimas de situaciones de acoso o agresiones por Internet (15,8%). La condición socioeconómica es la tercera cuestión indicada (13%). Le siguen la discapacidad y la identidad de género (ambas con 11,6%) y episodios que tienen como protagonistas a niños, niñas y adolescentes (8,9%).

En el caso de los varones, la lista es diferente. La encabeza la discriminación por orientación sexual (25,2%). “La sanción de las leyes de Matrimonio Igualitario e Identidad de Género marcaron un antes y un después. A partir de estas normas se dejaron de naturalizar ciertos estereotipos”, destaca en diálogo con este diario Raúl Martínez Fazzalari, coordinador de Observatorios de INADI.

En segundo lugar aparece la religión (18%) y la tercera razón es el acoso o las agresiones vía Internet (14,4%). Cerca figuran la discriminación por etnia (12,6%), discapacidad (11,7%), identidad de género y nacionalidad (ambas con 9,9%).

Según Martínez Fazzalari, los temas que crecieron en relación a años anteriores son la discriminación (por acoso, aspecto física, ciberbullying, etc) contra niños, niñas y adolescentes. También se observan nuevas denuncias por obesidad y sobrepeso.