Se trata de ARC de 26 años. Fue imputado como autor de cuatro hechos cometidos en Monte Vera, Santa Fe y Recreo. El juez Nicolás Falkenberg dispuso la medida cautelar a raíz de un pedido que realizó la fiscal Celeste Minniti.


Quedó en prisión preventiva un hombre de 26 años cuyas iniciales son ARC, investigado por la autoría de los delitos de portación de arma de guerra y amenazas en perjuicio de su expareja. Los ilícitos fueron cometidos en Monte Vera, Recreo y Santa Fe.

El juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Nicolás Falkemberg, dispuso la medida cautelar a raíz del pedido formulado por la fiscal Celeste Minniti en una audiencia realizada en los tribunales de la capital provincial.

El hombre investigado fue imputado por la fiscal Minniti como autor de los delitos de portación y tenencia indebida de arma de fuego de guerra, amenazas simples (por dos hechos) y desobediencia a un mandato judicial.

Amenazas

“Todos los hechos delictivos fueron cometidos entre enero y marzo de este año”, informó la fiscal y agregó que “el primero de ellos ocurrió el jueves 17 de enero cuando el imputado fue la casa de su expareja en la ciudad de Recreo y comenzó a insultarla”, relató la fiscal en la audiencia. En tal sentido, la funcionaria del MPA hizo hincapié en que “al presentarse en la vivienda de la mujer, ARC incumplió una medida de distancia de 200 metros que le impedía acercarse a su expareja, a los hijos y al domicilio”.

“Ese mismo día, pero minutos más tarde, el imputado siguió amenazando a la mujer a través de un audio que le envío por Whats App, con el que intentó impedir nuevamente el desarrollo libre de las acciones de la mujer”, contó la funcionaria del MPA.

Portación

“ARC cometió otro hecho ilícito en Monte Vera. El imputado fue encontrado con otro hombre en inmediaciones de la intersección de las calles Los Teros y Los Cardenales del Barrio Poproski, portando un arma casera”, narró la fiscal.

En cuanto al último ilícito cometido por ARC, Minniti relató que “ocurrió en un allanamiento realizado en su casa en la ciudad de Santa Fe. En la vivienda, el personal policial secuestró un arma de fuego tipo pistola calibre 7,65 con numeración, apta para el disparo y con nueve cartuchos. ARC no tenía la autorización legal para poseerla”, concluyó la fiscal.