Este domingo por la noche, personal de la Policía de Investigaciones detuvo a Celeste Benítez, quien estaba imputada como autora de un homicidio ocurrido el pasado noviembre en el barrio Coronel Dorrego.

El hecho ocurrió el 1 de noviembre de 2018, tras una una pelea entre vecinos por una pelota en Lavalle 8100, donde Gisela Aguirre falleció por varias puñaladas. En ese momento, la mujer de 28 años, autora del hecho, fue imputada y tenía arresto domiciliario pero no se presentó a ninguna de las audiencias posteriores y, por este motivo fue detenida y puesta a disposición de la justicia.

Interviene en la causa la fiscal Cristina Ferraro.