Los Carnavales Santotomesinos desplegaron todo su ritmo y colorido ante una gran concurrencia de público que se dio cita en dos jornadas a pura algarabía en el paseo de la costanera.

Luego de haber sido suspendidos a causa de las inclemencias del tiempo, la versión “otoñal” de la clásica fiesta popular se desarrolló por calle Gómez Cello (desde San Martín hasta Sarmiento), que ofició como corsódromo para el desfile de las agrupaciones locales.

“Estamos felices porque fue un espectáculo maravilloso, valió la pena la espera. Fue una presentación única donde pudimos apreciar el esfuerzo y la dedicación de cada uno de los actores culturales que forma parte de la fiesta”, manifestó la directora de Cultura, Marta Erpen.

En esta oportunidad, participaron Cambá Porá, Corazón de Samba, Ilusión Sabalera, La Locura como Estandarte, La Peña Murga Show, Los Payasos de Santo Tomé, Sekeira, Samba Show, Sinfonía de Samba, Sol Naciente y Zumbaé.

Cada una de las murgas, batucadas y comparsas participantes le puso su propia impronta al espectáculo, representando temáticas variadas que fueron desde el antiguo Egipto hasta las novelas fantásticas de Harry Potter, con robots, luces y acrobacias.

La fiesta se caracterizó por la presencia mayoritaria de familias y, en particular, de niños y niñas que acompañaron con entusiasmo el desarrollo del espectáculo y se divirtieron con espuma.

Tal como sucedió en las últimas ediciones, el corsódromo estuvo íntegramente vallado a lo largo de toda su extensión, a fin de beneficiar el lucimiento del espectáculo y contribuir a una mayor comodidad del público y las agrupaciones que desfilaron.

Asimismo, se contó con un escenario ubicado en la intersección de Sarmiento y Gómez Cello, y la animación de los conductores Eugenia Ferrante, Julio González y Sebastián Martina que relataron el desarrollo de la fiesta.

Operativo de seguridad

Tal como estaba previsto, el gobierno municipal reeditó la política de control de cumplimiento de la normativa vigente (Ordenanza Nº 2210/2000) que establece la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas al paso para ser consumidas en la vía pública.

Sumado a ello, se dispuso un operativo de seguridad que incluyó la presencia de ambulancias y un puesto sanitario, además de un importante número de inspectores de Policía Municipal y agentes de la Policía de la Provincia que estuvieron ubicados en todos los cortes de calle, boleterías y escenarios.