Habrá descuentos para jubilados y beneficiarios de la AUH; se congelarán precios de alimentos y lanzarán créditos blandos para la compra de electrodomésticos.

El Gobierno nacional confirmó que trabaja en una serie de medidas para estimular el consumo, en especial entre los jubilados y los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Mientras espera la recuperación de la economía –de la mano del sector agropecuario- la Nación prepara un paquete de medidas para morigerar el ajuste. Por el momento, algunos de los puntos que se conocen son los siguientes:

Descuentos de al menos 15% -podría llegar al 40% en algunos productos- para jubilados y de beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) en 40 productos de la canasta básica, entre los que están cortes de carne, fideos, galletitas, leche y arroz.

Se ampliará el programa Precios Cuidados, con la posibilidad que muchos de ellos estén congelados por los próximos seis meses. En rigor, se trata de una lista de hasta 100 productos de una docena de categorías básicas de alimentos y bebidas, que se mantendrían sin aumentos de precios por un plazo de 180 días.

Habría créditos blandos para la compra de electrodomésticos de fabricación nacional, como heladeras o lavarropas. Es un rubro que tuvo una caída del 37% en el último trimestre de 2018 y niveles similares en los primeros tres meses de este año.

En paralelo, el Gobierno acordó con la Unión de Personal Civil de la Nación, el gremio de los empleados de la administración nacional, el pago de dos mil pesos en abril, una suba del 3% en mayo y una actualización del 13% del presentismo.

Los anuncios oficiales los hará Macri el próximo viernes, según publican hoy distintos medios nacionales.