Así lo relevó el Instituto de Desarrollo Económico “Benjamín Hopenhayn” que conduce el economista Diego Rubinzal. Expresa un salto en los precios inéditos para los últimos años a esta parte. Los productos que más aumentaron son los derivados de las harinas.
Los números que arrojó el relevamiento en términos interanuales de los más de 140 productos disponibles entre marzo de 2018 y marzo de 2019 fueron los siguientes:

– El aumento interanual ponderado promedio de la canasta básica fue del 61,6% y el incremento mensual fue del 7,5%.

– El 7 por ciento de los productos relevados -10 productos- superó incrementos interanuales del 100,0%.

– El 12 por ciento -17 productos- se comportó dentro de una franja de aumentos del 80,1% al 100,0% interanual.

– El 18 por ciento -25 productos- se comportó dentro de una franja de aumentos del 61,7% al 80,0% interanual.

– El 60 por ciento -85 productos- aumentó entre un 0,1% y un 61,6% interanual.

– El 4 por ciento -5 productos- no presentó variaciones e incluso disminuyó sus precios. La variación acumulada de los incrementos en los alimentos y bebidas durante el primer trimestre del año fue del 14,7%.

Entre los productos que mas ha aumentado sobresalen masas secas, con el 148 %, harina de trigo con 147 %, el pollo con 139 % y fideos con 132 %.

Hay que recordar que aquí se incluye solamente los datos correspondientes a Alimentos y Bebidas (uno de los nueve rubros que componen el Índice de Precios). Es decir, quedan excluidas las variaciones en las tarifas a los servicios como luz y gas -que impactan directamente en los precios de los bienes de la canasta básica, ya que representan un costo muy importante en la producción, distribución y almacenamiento de dichos bienes- , el combustible, las prepagas, los alquileres, los espacios de esparcimiento, entre otros.