Recomiendan castrar a mascotas que hayan sufrido leishmaniasis

Youtube

La leishmaniasis también puede propagarse de manera vertical cuando una can que haya tenido esta enfermedad los transmite a sus crias, según informó el Colegio de Veterinarios de Misiones.

Según un estudio entre el 60y 70% de las enfermedades que contraen los seres humanos son de procedencia animal. En cifras del Colegio de Veterinarios de la Provincia de Misiones, son 150 las enfermedades zoonóticas. En ese sentido, ante el último caso de la beba que contrajo leishmaniasis , Fernando Tamer, presidente del Colegio de veterinarios de Misiones recomendó tener al día las vacunas de las mascotas y estar atentos a los signos de alarma.

Cuando se transmite al ser humano la enfermedad se denomina leishmaniasis. La vía de ingreso de este parásito es por medio de la picadura de un insecto flebótomo, que previamente picó a un animal o a una persona infectada, según información en los medios.

En las personas, la enfermedad tiene dos variantes: la más leve es la cutánea pero hay otra, la visceral, que afecta al hígado, al bazo y a la médula ósea que puede ser mortal cuando no es tratada a tiempo.

El experto sostuvo que el vector es conocido comúnmente como un mosquito, pero en realidad es un insecto flebótomo que se cría en ambientes muy específicos y que a diferencia de los mosquitos, que se desarrollan en el agua estancada, los flebótomos lo hacen en materia en descomposición, hojarasca o restos de podas, por ello aconsejan limpiar la casa y evitar aquellas zonas donde hay materia orgánica en descomposición.

Recomendaciones
Tamer comentó que el contagio directo de mascota a mascota no es posible. No obstante, hay casos de transmisión vertical, “es decir una perrita enferma preñada puede transmitir la enfermedad a sus cachorros” y los cachorritos estarían condenados a tener esta enfermedad, por ello recomendó la castración.

La vacuna, aunque costosa, es una alternativa importante. A fines del año pasado se presentó para evitar que el perrito se contagie en esta enfermedad a través de la creación de anticuerpo. “El costo de la vacuna dificulta el acceso de forma masiva a la misma pero es una herramienta más que nosotros tenemos”.

Hay que recordar que esta enfermedad no tiene cura, pero el tratamiento “hace que el parásito no se reproduzca dentro del paciente, es probable que el perrito que esté medicado no tenga síntoma de la enfermedad una vida súper normal y termine muriendo de cualquier otra cosa, pero es importante recalcar que el perrito es positivo para toda la vida y que si bajamos los brazos puede ser un reservorio para la sociedad”.

Algunas señales:
Si quiere saber si su mascota puede tener Leishmaniosis debe notar algunos signos, por ejemplo: sus cantidades de alimentación no varían, pero sí baja de peso. tiene un perro casposo, lesiones cutáneas, que afectan alrededor de los ojos, bocas y nariz, con sangrado o inflamación, así como el aumento de los ganglios. “Ante la sospecha lo ideal es acercarse al veterinario para que le hagan un test y empiece el tratamiento”.