El trágico episodio ocurrió en el barrio de Itanhangá, en la zona oeste de la ciudad. Personal de Defesa Civil trabaja en el lugar removiendo escombros para encontrar personas.

Dos edificios afectados por las fuertes lluvias. Dos edificios afectados por las fuertes lluvias.

Al menos dos personas murieron el viernes al derrumbarse dos edificios en una comunidad en las afueras de Río de Janeiro, donde los bomberos trabajan en la búsqueda de desaparecidos.

Se trata de la comunidad de Muzema, una de las zonas más golpeadas por el temporal del lunes, que causó ocho muertos en la “ciudad maravillosa”.

Mientras bomberos y policías trabajan en el lugar en búsqueda de desaparecidos, una persona pudo ser rescatada con vida.

Según los bomberos, al menos dos personas murieron y hay cerca de 17 que están siendo intensamente buscadas.

La alcaldía de Rio de Janeiro informó que las construcciones derrumbadas son ilegales en una región que está sufriendo un boom inmobiliario con la construcción de edificios.

“Estaba en mi habitación, sentí un temblor y fui para el living. El techo se me cayó encima y comencé a bajar la escalera para escapar”, dijo Edvaldo, sobreviviente que vivía en el primer piso de una de los edificios derrumbados.

Así se encuentra uno de los edificios afectados en estos momentos.
La región es controlada por las milicias parapoliciales del barrio de Rio das Pedras, que también están acusadas de llevar adelante emprendimientos inmobiliarios ilegales en terrenos públicos o que están en disputa.

Según la Alcaldía, los edificios caídos en Muzema eran construcciones irregulares.
Son edificios irregulares que se construyen en favelas o barrios sin infraetructura para emprendimientos de propiedad horizontal y la mafia parapolicial los vende sin escritura.

Comunicado del gobernador:

“Lamentablemente, ya hay muertos y víctimas heridas en el derrumbe de Muzema. Es una situación lamentable, que sigo con atención. Nuestros bomberos, como siempre, están haciendo su mejor esfuerzo”, expresó a través de sus redes sociales el gobernador del estado de Río de Janeiro, Wilson Witzel.

El alcalde de la ciudad, Marcelo Crivella, se encuentra en el lugar asistiendo a las victimas e informándose sobre las labores de rescate.